Unión Europea, seguridad marítima
La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, viajará mañana a Francia para participar en el próximo Consejo Informal de ministros de Transportes de la Unión Europea, que tendrá lugar en La Rochelle el 1 y 2 de septiembre. Álvarez debatirá con sus homólogos europeos los temas fijados en el orden del día que se desarrollarán en dos sesiones, según informó hoy el Ministerio de Fomento en un comunicado. El primer día el debate se centrará en la política de transportes sostenible tanto en el ámbito urbano como interurbano. Al día siguiente el debate se desplazará al ámbito marítimo, centrándose en el refuerzo de la seguridad marítima y el desarrollo de las autopistas del mar. La CE tiene interés por desarrollar una política europea de reducción de la congestión urbana y del control de las emisiones de CO2, por ello, su intención es establecer un debate sobre la mejor articulación de la acción europea para ayudar a las autoridades locales competentes a construir una política de movilidad sostenible, y a regular el uso del automóvil en la ciudad. Esta política de los transportes urbanos sostenibles, que se propone debatir en la reunión de La Rochelle, es coincidente con el planteamiento contenido en el Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte (PEIT), aprobado por el Gobierno de España en julio de 2005, que tiene entre sus principales objetivos el de contribuir a la sostenibilidad general del sistema de transporte. En el contexto de una política europea de internalización de los costes externos en el transporte de mercancías por carretera, el Consejo debatirá sobre el mejor modo de tener en cuenta los costes que generan los transportes por carretera, aplicando el principio de que quien contamina paga y respetando los principios de la transparencia y de la libre circulación de los bienes. En materia de seguridad marítima, tras los casos del 'Erika' en 1999 y el 'Prestige' en 2002, la UE reforzó la política en esta materia y desde 2003 cuenta con la Agencia Europea de Seguridad Marítima. En La Rochelle, los ministros debatirán sobre las soluciones que podrían seguirse para las dos propuestas pendientes de adopción sobre seguridad marítima, relativas a la responsabilidad de los Estados de pabellón y a la responsabilidad civil de los propietarios de los buques. El Consejo debatirá por último sobre el refuerzo del desarrollo de las autopistas del mar como proyecto que contribuye a la reducción de la congestión en las carreteras y, en general, de los costes externos del transporte, como son los relativos a la emisión de gases de efecto invernadero. Los proyectos de autopistas del mar son asumidos por el Estado español como acciones prioritarias en su propia política nacional de transporte y, en particular, en el Plan Estratégico de Infraestructuras y Transportes (PEIT).