Balneario de la Palma y el Real Cádiz
El Plan de Protección del Patrimonio Subacuático se inicia en aguas del Golfo de Cádiz. El Plan contempla la elaboración de Cartas Arqueológicas Subacuáticas de todo el litoral español. Los primeros trabajos englobados en el Plan Nacional de Protección del Patrimonio Arqueológico Subacuático se han iniciado en la zona del Golfo de Cádiz «por su importancia histórica, concentración de yacimientos y riesgo de expolio», según ha informado la Junta de Andalucía. El objetivo de estas acciones es el reconocimiento y la definición de las principales zonas arqueológicas como paso previo al establecimiento de medidas para su conservación, investigación y difusión. Estos trabajos consistirán en el estudio documental de la zona, basado en las fuentes de información histórica conservadas en archivos y otras instituciones andaluzas, y a través de estos análisis «se podrán definir y delimitar los espacios en los que se localizan los naufragios». También se procederá a la prospección de los fondos marinos que se consideren de mayor interés, para lo que se usarán técnicas geofísicas no intrusivas que permitirán detectar anomalías morfológicas del fondo marino y evaluarlas desde una perspectiva arqueológica. Junto al Golfo de Cádiz, otra de las áreas prioritarias de actuación del Ministerio de Cultura será la franja del Mediterráneo comprendida entre Alicante y Murcia. El Centro de Arqueología Subacuática (C.A.S) es un centro dependiente del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (I.A.P.H) que tiene su sede en Cádiz, en el Balneario de la Palma y el Real y contará con el apoyo del Ministerio de Cultura para la realización de la Carta Arqueológica Subacuática de Andalucía.