video

La llamada 'Operación Feriante', desarrollada anualmente por la Guardia Civil, que usa una máquina especial que detecta los latidos de corazón de los inmigrantes entre los hierros de los camiones La 'operación Feriante', puesta en marcha a las 00.00 horas del domingo para impedir que inmigrantes indocumentados crucen el Estrecho escondidos en los aparatos de las atracciones de Feria, se ha saldado con el arresto de 109 inmigrantes, según los datos facilitados por la Delegación del Gobierno en Ceuta, un 54 por ciento menos que el año anterior. En este dispositivo especial han participado 64 agentes de la Policía Nacional y 65 agentes de la Guardia Civil que, gracias a sensores de detección de los latidos del corazón y a su profesionalidad, han podido localizar a los inmigrantes. En el trascurso de la operación, los agentes de ambos cuerpos se desplegaron por el recinto ferial de Ceuta, mientras que el resto, se desplazó al puerto, donde se inspeccionó un total de 325 vehículos. Escondidos en pequeños compartimentos, debajo de los motores, y otros espacios singulares, se alojaban los inmigrantes, llamados en el argot policial 'mecánicos'.

La Delegación del Gobierno ha explicado que, de los 109 interceptados, 34 son inmigrantes residentes en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) local, adonde ya han regresado; seis son menores marroquíes, y el resto son adultos, procedentes también de Marruecos. Además, la Guardia Civil también ha descubierto a tres trabajadores marroquíes que habían sido contratados por los empresarios de las atracciones sin que tuvieran documentación para estar legalmente en España. El año pasado fueron detenidos en esta operación, que finalizó a las 19:00 de ayer, 239 inmigrantes -entre ellos 15 menores- mientras que en 2006 fueron arrestadas 345 personas.