Maersk line
A.P. Moller-Maersk A/S, el mayor consorcio industrial danés, obtuvo un beneficio neto en el primer semestre de 11.980 millones de coronas (1.600 millones de euros), un 37% más que el mismo semestre del año anterior, por el aumento de los precios y de la producción de petróleo y el de las tarifas de los fletes marítimos. Aparte del buen comportamiento de sus negocios petroleros, A.P. Moller-Maersk se benefició del resultado de su división de transporte de contenedores marítimos, que pasó de un déficit bruto de 637 millones de coronas (85 millones de euros) a un superávit de 1.200 (160 millones de euros), informó ayer el grupo danés. A.P. Moller-Maersk obtuvo un beneficio bruto global de 31.788 millones (4.260 millones de euros), un 68% más. La facturación en los primeros seis meses del año aumentó un 13% hasta los 148.365 millones de coronas (casi 19.900 millones de euros). El grupo ajustó al alza sus previsiones para 2008, elevando su facturación a los 320.000 millones (43.000 millones de euros) y su resultado bruto a entre 20.000 y 23.000 millones (entre 2.700 y 3.000 millones de euros). El consorcio danés anunció también que no venderá ninguna de sus operaciones no estratégicas este año, en contra de lo que había anunciado hace unos meses en la presentación del balance de 2007.