video

Hoy mismo se ha conocido que España fue país de la UE donde más subió el paro en el último año, hasta el 9,9%; que las ventas de coches se han desplomado un 17,6% en el primer semestre; que productos básicos como los limones, la harina o el aceite de girasol subieron en junio hasta un 63,7%; que el Euríbor cerró el mes de junio en el 5,361% y marcó así un máximo histórico; y a todo ello, hay que sumar los sucesivos récords del precio del petróleo, el descenso del superávit, el parón de la construcción, un paro desbocado, la escalada de los precios, la caída libre del consumo y, como colofón la subida del recibo de la luz. El Pulsómetro de la Cadena Ser, arroja hoy datos negativos para el Ejecutivo. Más de la mitad de los españoles, un 64%, considera insuficientes las medidas adoptadas por el Gobierno para combatir la crisis económica y un 48% no confía en su gestión para salir de esa situación, de acuerdo con los datos del sondeo.

La gravedad de la situación actual ha instalado a la sociedad en el pesimismo y está derrumbándose la confianza en el futuro. La percepción de que existen problemas que el Gobierno no está gestionando eficazmente lleva a la mayoría de los ciudadanos a considerar que la situación empeorará en los próximos meses.