Bruselas pescador

Pescadores han bloqueado hoy el barrio donde están ubicadas las instituciones de la Unión Europea, en una protesta por el alza del precio del gasóleo, en la que se han producido altercados con la policía, daños materiales y la detención de 74 personas.

Más de medio millar de pescadores, según fuentes de la policía, procedentes sobre todo de Italia y Francia, han participado en la concentración, con el objetivo de reclamar ayudas europeas para afrontar las dificultades económicas que viven a causa del coste del gasóleo.

Desde España, pescadores de Avilés, Ondarroa y varios puertos de Cataluña habían viajado individualmente para unirse esta tarde 'de forma simbólica' a la movilización en Bruselas, según ha informado la Plataforma en defensa del sector pesquero, quien en un comunicado, ha mostrado su solidaridad con los manifestantes. Durante la concentración, ha habido enfrentamientos con las fuerzas del orden y actos violentos, tras los cuales la policía ha detenido a 74 personas, 14 han pasado a disposición judicial, según declaraciones del portavoz de la policía local, Christian De Coninck, recogidas por agencia. Los pescadores han bloqueado durante todo el día la plaza Schuman y los accesos a los edificios donde están las sedes de la Comisión Europea, así como la del Consejo de Ministros de la UE. Asimismo, se ha interrumpido el tráfico en la Rue de la Loi, principal vía que comunica el barrio de las instituciones europeas y el centro de la ciudad; la estación de metro y la parada del trenes de cercanías situadas han permanecido cerradas.

Los pescadores protestan contra la subida de los precios de los carburantes y exigen a las autoridades europeas y nacionales medidas para hacer frente a la crisis que atraviesa el sector, además de quejarse por el sistema actual europeo limita la pesca mediante cuotas. Piden medidas como un 'gasóleo profesional' europeo, a un coste menos gravoso para los pescadores. Los altercados comenzaron después de una reunión entre 30 pescadores y el gabinete del comisario europeo de Pesca, Joe Borg, de la que salieron sin obtener resultados satisfactorios. Los manifestantes han roto cristales de varios edificios de la CE, han quemado contenedores y banderas (lo que ha hecho necesaria la intervención de los bomberos), además de voltear varios coches.

Por su parte, la Comisión Europea (CE) ha rechazado dar nuevas ayudas para compensar a los pescadores por el alza del gasóleo y ha insistido en que la solución es la 'reestructuración', según ha declarado la portavoz comunitaria de Pesca, Nathalie Charbonneau. Bruselas considera que la única ayuda inmediata para responder a las demandas de los pescadores es la posibilidad de que los Gobiernos 'reprogramen' o modifiquen sus respectivos planes nacionales para 2007-2013, que pueden contar con financiación comunitaria dentro del Fondo Europeo de la Pesca.

Por otro lado, los pescadores europeos planean una nueva movilización en Luxemburgo, el próximo día 23, con motivo de la celebración del Consejo de ministros de Pesca de la UE que discutirá sobre el impacto del precio del gasóleo en el sector europeo. Los pescadores españoles van a participar en la manifestación, aunque aún no se sabe el número de personas que se desplazarán a Luxemburgo, según ha informado Cepesca. España La Federación Nacional de Cofradías de Pescadores tiene previsto reunirse el próximo martes, 10 de junio, con las compañías suministradoras de combustible para analizar la situación del mercado del gasóleo pesquero y negociar posibles mejoras en las condiciones de comercialización. Por otra parte, Cepesca solicitará una reunión con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para que "intente dar un giro" a la crisis que atraviesa el sector como consecuencia de la escalada del precio del combustible, ya que la ministra del ramo, Elena Espinosa, "se ha mostrado insensible".