gigantismo

La celebración de la Jornada, organizada por Puertos del Estado, con la colaboración del Salón Internacional de la Logística y del Parc Logistic de la Zona Franca, cumple su octava edición. En esta edición, se abordó una cuestión de candente actualidad e interés para el transporte intermodal, y que afecta a la actual planificación y desarrollo de las infraestructura portuaria: el incremento del tamaño de los buques portacontenedores.

Las nuevas necesidades del transporte, en el que los puertos se insertan como nodos logísticos y plataformas intermodales, han determinado que el Plan Estratégico de Infraestructuras del Transporte (PEIT) 2005-2020 del Ministerio de Fomento contemple una inversión pública y privada total de más de 22.480 millones de euros en el conjunto de los puertos.

Sirvan como datos orientativos que en la década 1997-2007, mientras el número de buques que operan en los puertos españoles ha crecido un 20% en términos absolutos, pasando de los 109.341 a los 131.350 buques, las Toneladas de Registro Bruto (TRB o GT) se han prácticamente duplicado, pasando de los 804,7 millones de toneladas a los 1.603,9 millones.

Igualmente, resulta revelador el incremento de mercancía contenedorizada. Así, mientras que en 1997 del total de 82,9 millones de toneladas de mercancía general el 58,8% (48,7 millones de toneladas) viajó en contenedores, en 2007 ese porcentaje ascendía al 69,4%, es decir 139,3 millones de toneladas de mercancía general. Este incremento ha propiciado que el número de contenedores movidos en 2007 fuese de 13,3 millones de TEUs, mientras que en 1997 fueron 4,9 millones.

El gigantismo de los buques portacontenedores

En los últimos quince años el tamaño de los buques, y en especial, los buques portacontenedores, ha experimentado una evolución espectacular. De los buques con capacidad para 750, 1.000 o 3.000 TEU que se han ido consolidando a lo largo de los años noventa se ha pasado a buques, con capacidades entre 9.000 y 11.500 TEU's reales.

Ahora llegan los buques de 12.000 y 14.000 TEU's de capacidad, con una eslora, una manga y un calado que obligan a los puertos que quieren mantener su competitividad a adaptar sus instalaciones y que hacen reflexionar acerca de dónde están los límites de este crecimiento y si éste se produce de manera acorde a la demanda del mercado. A esa pregunta intentaron responder los participantes de la Jornada de Logística Portuaria que cada año organizada Puertos del Estado en el Marco del SIL 2008 y que este año llevaba por título 'El gigantismo de los buques portacontenedores'.

Entre otros participaron, Álvaro Rodríguez, del Departamento de Planificación del ente público, y los responsables Comerciales de los puertos de Valencia (Juan Antonio Delgado), Algeciras (José Luis Ormaechea) y Barcelona (Juan Madrid).

Álvaro Rodríguez, explicó que el objetivo es plantear cuáles son las claves de la tendencia al gigantismo por parte del sector marítimo y las posibles limitaciones que existen. Navieras como MSC y CMA-CGM ya han encargado buques de 12.000 TEU y hay otros pedidos de buques de 15.000 TEU's. Añadió que incluso hay estudios sobre los barcos con capacidad para 20.000 TEU. Además afirmó que el tráfico de mercancía general crece en el mundo por encima de otros tráficos, como el de graneles, y ya copa el 65% del total. Los mayores crecimientos, según explicó Rodríguez, se esperan en la ruta Europa-Asia y en el corredor transpacífico, aunque el trasatlántico no queda libre de estos crecimientos del flujo comercial, liderado en materia de transporte marítimo por los puertos asiáticos, con más de 20 millones de TEU's al año. En este contexto, detectó alguna limitaciones en el crecimiento del tamaño de los buques.

Por un lado, las tecnológicas, ya que ya se empieza a cuestionar la necesidad de que los nuevos grandes buques cuenten con dos motores, y en concreto de los sobrecostes asociados. La segunda limitación se encontraría en las infraestructuras, ya que estos buques exigen calados de entre 17 y 18 metros y, por tanto, la inversión que se requiere en los puertos es muy elevada. En tercer lugar, aludió a las limitaciones en la explotación. En este sentido, serían necesarias grúas con mayor alcance de manga que las que operan actualmente en los principales puertos españoles, con 22 contenedores de manga, de manera que también haría falta realizar un refuerzo en las estructuras del muelle. Finalmente, identificó posibles limitaciones en la demanda, con el riesgo que podría suponer la puesta en marcha de un buque de 18.000 TEU's y que éste sólo se complete al 60%. 'Uno de los grandes problemas radica en vincular oferta y demanda', aseguró el director de Planificación de Puertos del Estado. En este sentido, recordó que en otros modos de transporte, como el terrestre o el aéreo, existen reglamentos internacionales que establecen los límites y garantizan cierto equilibrio, algo que no existe en el transporte marítimo, por lo que parece indispensable cierto acuerdos entre todas las partes implicadas.