Magdalena Álvarez
Magdalena Álvarez confía en resolver el conflicto "cuanto antes" por lo que ha presentado una treintena de medidas. Entre ellas no se encuentra la fijación de una tarifa mínima de servicios.
La segunda jornada de la huelga de los transportistas en protesta por el elevado precio del gasoil, estuvo hoy marcada por nuevas retenciones en las entradas de las grandes ciudades españolas, el inicio del desabastecimiento de algunos productos y la muerte de un miembro de un piquete informativo. El camionero murió atropellado por una furgoneta a las puertas de MercaGranada. El atropello se produjo cuando el miembro del piquete informativo se acercó al vehículo para explicar a su ocupante los motivos de la huelga, dijeron fuentes de la Guardia Civil. El conductor de la furgoneta ha sido detenido. Por otro lado, el Gobierno intenta frenar con negociaciones un paro que ya ha provocado, por ejemplo, el cierre de algunas factorías y gasolineras, el bloqueo del acceso a puertos, áreas logísticas y polígonos, o la caída del 95 por ciento de los productos que entran en el Mercado Central de Abastecimiento de Madrid (Mercamadrid) con respecto a la semana pasada. El diálogo se suspendió a última hora de la tarde a raíz de la muerte del camionero atropellado. La huelga continúa pese a que, en la reunión que mantuvieron hoy los representantes del Comité Nacional de Transporte por Carretera con los de la Administración, el Gobierno puso sobre la mesa una oferta que incluye una treintena de medidas, entre las que destaca una bonificación del 50 por ciento del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) a los transportistas para 2008 y agilizar la devolución del IVA. Otras propuestas del Ejecutivo consisten en la renovación del actual convenio sobre créditos a empresas del transporte para 2008, o la de diferir, sin pago de intereses, las cotizaciones a la Seguridad Social por las empresas de transportistas y la reducción de las cotizaciones a la Seguridad Social, en torno al 4%. Las iniciativas del Gobierno, de momento, no convencen a los transportistas autónomos. La Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer) considera "inaceptable" la oferta de hoy del Gobierno porque sigue "rechazando establecer un precio mínimo para que los transportistas no continúen trabajando sin cubrir costes". La Plataforma para la Defensa del Sector del Transporte de Mercancías anunció hoy que mantendrá las movilizaciones hasta que los responsables del ministerio de Fomento les reciban y escuchen sus reivindicaciones, según dijo a el presidente de la Unión Independiente de Transportistas Autónomos (Uita), José Fernández. Entre las reivindicaciones para el sector, reivindicó el establecimiento de una tarifa mínima de transporte por obligación, que el precio del gasóleo sea revisado cada seis meses y, sobre todo, "dignidad para el sector". "Es que ni siquiera tenemos donde meternos cuando paramos", explicó. El portavoz afirmó que España cuenta con el baremo sancionador "más alto de Europa", lo que supone que por pasarse 15 minutos al volante se multa con 300 euros. "Muchas veces los camioneros tienen que pasarse porque no encuentran un área donde parar", comentó. Campo de Gibraltar
La segunda jornada de paros en el sector del Transporte en el Campo de Gibraltar originó problemas muy parecidos a los del día anterior en diferentes puntos de la comarca. Eso sí, el desabastecimiento apareció en algunos supermercados de la zona. Un grupo de unas 200 cabezas tractoras de conductores autónomos y de las empresas cooperativas que secundan los paros a escala nacional bloquearon ayer por la mañana la expedición de carburantes de la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH) durante unas 10 horas. Al levantar el bloqueo, los camioneros emprendieron el camino de vuelta hasta Algeciras con una nueva marcha lenta. Además, a su entrada en Algeciras, el grupo de vehículos se dividió en dos para acceder por el túnel del acceso norte y la entrada habitual por la A-7. Ya en la avenida Virgen del Carmen, ocuparon los dos carriles dificultando el tráfico. Mientras tanto en el Puerto de Algeciras, unos 1000 camiones siguen estacionados de forma preventiva. También Gibraltar sufre la huelga. El combustible destinado a la Roca estaba ayer retenido en San Roque, donde existen piquetes apoyando la huelga de camioneros. Los manifestantes aplicaron la 'conducción lenta', bloqueando las carreteras durante casi toda la mañana. Además desde el lunes, varios supermercados gibraltareños no contaban apenas con ultramarinos.