Remolcadores - TUG
El Sindicato de Actividades Marítima del Estado Español (SAME) mostró ayer su 'satisfacción' por el cierre definitivo de las negociaciones del convenio de remolcadores así como por que se retomen las reuniones para llegar a un acuerdo en el de amarradores. Como consecuencia, ha supuesto la desconvocatoria de la huelga de 24 horas que los remolcadores pretendían llevar a cabo este viernes así como de los paros parciales que los amarradores iban a comenzar desde hoy. El SAME está satisfecho por este final ya que 'se han trabajado muchísimas horas pero al final el fruto ha llegado. Es un convenio histórico ya que supone la unificación de las tres empresa a nivel de convenio, Sertosa, Sermar y Siresa'. Hoy la firma definitiva del convenio de los remolcadores, sobre las 11.00 horas.
Por otro lado, en el caso de los amarradores, desde el SAME se destaca que 'merced a las diferencias que habían surgido en la negociación del convenio colectivo así como en materia de prevención de riesgos laborales con la empresa Marítima Algecireña, se había fijado un calendario de huelgas discontinuas'. Sin embargo, fruto del acercamiento de los últimos días, 'se ha negociado un nuevo calendario de reuniones al objeto de acercar posturas'. Estos encuentros tendrán un carácter semanal y 'la mesa negociadora en la que se desarrollarán podría estar lista antes de finales del presente mes de junio'. Por su parte, SAME se ha comprometido ha desconvocar la serie de paros que se iban iniciar desde hoy. Además, Martínez destaca que la APBA 'ha quedado enterada de la inquietud para los trabajadores acerca de la subrogación'. De esta forma, la Autoridad Portuaria ha mostrado 'su intención de instar ante los organismos decisorios la posibilidad de crear un esquema que permita de una transición ordenada. Así, en el consejo de administración se compromete a incluir en el nuevo pliego de bases que los trabajadores tengan asegurado su puesto de trabajo aunque se produjera un cambio de empresa'. Asimismo, los representantes de los amarradores han sido 'invitados al consejo de administración del puerto en el momento que se discuta de este asunto', lo que desde el SAME se considera como 'un halago que nos ilusiona mucho por su trascendencia'. Y es que, según Martínez, 'los amarradores soportan un gran carga de trabajo, con una plantilla muy inferior a la de otros puertos a pesar de que es el muelle que registra un mayor número de entradas y salidas. De hecho, la APBA nos felicitó por cómo hemos trabajo con estos medios humanos'.