Billete residente

Las navieras que operan en el Estrecho, Canarias y Baleares, han solicitado la creación de un nuevo certificado para los residentes de la Unión Europea, de modo que este colectivo puedan beneficiarse de las bonificaciones del 50% en el transporte marítimo que subvenciona el Estado para los residentes. De este modo, este colectivo podría acceder a los descuentos con mayor facilidad, una probabilidad con la que se conseguiría reducir el número de quejas.

Éstas se han producido a raíz de la nueva legislación establece que para poder acceder al descuento no es válida la tarjeta de identidad de extranjeros residentes, y deben que acreditar su residencia en Ceuta,Melilla, Canarias y Baleares con un certificado de registro expedido por el Registro Central de Extranjeros, mientras que con el anterior decreto era suficiente mostrar la tarjeta de extranjeros residentes que identifica a estos ciudadanos europeos.

El cambio del modelo de acreditación supone para los residentes comunitarios ha originado varias de quejas en las taquillas de las navieras ya que estos usuarios también quieren beneficiarse de la bonificación a la que tienen derecho. El motivo del cambio de acreditación está fijado en el Real Decreto que se aprobó en octubre y , que se basa en el reglamento de la Comisión Económica Europea que regula las bonificaciones de los transportes marítimos para los residentes. En la práctica esto se traduce en que un residente comunitario, en caso de que quiera acceder a la bonificación del 50%, deberá llevar consigo la tarjeta fijada. Pero este documento no tiene fecha de caducidad, ni fotografía, no es válido para acreditar la identidad ni la nacionalidad del portador, por lo que este debe acompañar el certificado mostrando su tarjeta de identidad o pasaporte. Cada vez que vaya a la taquilla deberá mostrar el certificado y dejar una fotocopia del mismo, además lo deberá llevar siempre consigo en caso de que se produzca alguna inspección durante el trayecto.

Mientras tanto, para los residentes españoles que no tengan en su documento nacional de identidad el domicilio en Ceuta, Melilla, Baleares o Canarias, será suficiente con presentar un certificado de empadronamiento.