Pesquero Andaluz
Los pescadores de España, Francia e Italia han reclamado ayer en París más ayudas estatales para el sector ante la crisis causada por el encarecimiento del gasóleo, en un encuentro convocado por la organización Medisamak, que engloba a asociaciones pesqueras de la cuenca mediterránea. Según ha indicado hoy a EFE el secretario general de la Confederación Española de Pesca (Cepesca), Javier Garat, los participantes en la reunión han destacado la necesidad de que los Estados de la UE puedan conceder de forma 'excepcional y urgente' medidas a favor de la pesca, como ayudas minimis a 100.000 euros por buque en tres años. Asimismo, han instado al Consejo de la Unión Europea a abrir una reflexión 'seria y responsable' sobre la dependencia energética y alimentaria de los Veintisiete, y han advertido que la ausencia de medidas llevará a la flota pesquera comunitaria 'al riesgo de desaparecer' a corto plazo. En este sentido, los representantes pesqueros han reivindicado la puesta en marcha de un plan europeo de 'salvamento y reestructuración' de la pesca sobre la base de una financiación adaptada a las circunstancias actuales. La Huelga Los pescadores franceses y españoles trataban ayer lunes de extender el movimiento iniciado en Francia hace dos semanas a otros paises europeos. Pescadores de varios puertos del norte de Francia y del Mediterráneo decidieron este lunes en Boulogne-sur-Mer bloquear los puertos durante 48 horas, mientras los españoles de los puertos del Cataluña iniciaron una huelga indefinida. Los participantes en la reunión de Boulogne-sur-mer lanzaron un llamamiento a sus compañeros europeos para "unificar el movimiento". Las reivindicaciones siguen siendo las mismas: un petróleo con un precio común en toda Europa y una gestión razonable de las cuotas de captura. Un dirigente de los trabajadores del mar anunció que este fin de semana los pescadores europeos se manifestarán en Bruselas. Ayer, los pescadores de los puertos de Barcelona, Rozas y Port de la Selva iniciaron una huelga indefinida contra el alza de los precios de los carburantes y en declaraciones a las AFP indicaron que si no se encuentran soluciones "podríamos no salir a pescar nunca más". Para el viernes, la Confederación Española de Patrones de Pesca (CEPESCA) ha convocado una gran manifestación nacional en Madrid. La protesta también busca solidarizarse con las protestas de Francia, Italia y Bélgica a las que, a partir del 30 de mayo, podrían sumarse Portugal, Grecia y Reino Unido, explicó Josep García, portavoz de la cofradía de pescadores de Barcelona. Los pescadores portugueses anunciaron para el viernes próximo una huelga por tiempo indefinido, informaron varios sindicatos y asociaciones de este sector de la producción. En Ancona (costa Adriática de Italia), entre 300 y 400 pescadores italianos se manifestaron el domingo contra el alza del petróleo en momentos en que el comisario europeo encargado de Pesca y Asuntos Marítimos, Joe Borg, participaba en un seminario. En en este mismo puerto, al margen de una feria de Pesca, pescadores de cuatro países europeos -Italia, Portugal, Francia y España- llamaron a una huelga indefinida a partir del miércoles, para protestar contra el alza del petróleo. Luego de las borrascosas jornadas de protestas y las previsibles, el gobierno anunció ayer que elevará la ayuda al sector pesquero en los carburantes. En declaraciones a la prensa, el ministro de Agricultura y Pesca, Michel Barnier, indicó que en el Consejo Informal de titulares de la Unión Europea (UE) planteó aumentar la asistencia denominada 'minimis'. Se trata de que las administraciones puedan, sin necesidad de permiso de Bruselas, dar mayores suplementos a los pescadores, sensiblemente afectados por la crisis del precio del gasóleo. En estos momentos los “minimis” se limitan a 30 mil euros por empresa de pesca en tres años, una cifra que ahora Barnier calificó de insuficiente. El titular admitió que la situación que viven los pescadores en Francia es muy difícil y reclamó comprensión y solidaridad de sus homólogos. Aunque se trata de un elemento que controla cada gobierno nacional, por norma de la UE sus integrantes deben consultar y discutir el tema de los “mimimis” para no violar las reglas del bloque comunitario. Después del anuncio del gobierno francés sobre la creación de un mecanismo permanente de ayuda para reducir el precio del combustible, algunos pescadores se muestran más preocupados por la cuestión de las cuotas europeas de captura.
El Medio3
Por su parte, el presidente de la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores, Genaro Amigo, aseguró que en el transcurso de la reunión de ayer con la ministra de Medio Ambiente, Rural y Marino, Elena Espinosa, la titular de la cartera subrayó que no existen medidas de choque para paliar esta situación, por lo que los pescadores deben adecuarse al coste del gasóleo. Por este motivo, Amigo trasladó su enorme preocupación por los resultados de la reunión , "pues la Administración no ha propuesto un plan de choque que permita solventar a corto plazo esta crisis". Respecto al calendario de movilizaciones, el presidente de la Federación destacó que todas las federaciones de cofradías podrán adoptar las medidas que sean oportunas en relación a las manifestaciones que están convocando plataformas y otras organizaciones pesqueras, "que hasta la fecha no han amarrado los buques pesqueros a los que representan". Por último, auguró que si no se toman medidas urgentes para solucionar esta crisis, existe la posibilidad de que una parte de la flota no pueda seguir trabajando.