El IV acuerdo marco en peligro
El campo de actuación de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) y de los tribunales de Competencia ubicados en las diferentes autonomías españolas se extenderá hasta la fiscalización de los convenios colectivos y la actuación de los sindicatos. La Comisión Nacional de la Competencia pretende aplicar la ley de defensa de la competencia para algunos casos de actuación sindical. El presidente del Tribunal Vasco de Defensa de la Competencia (TVDC) Alejandro Javier Berasategi Torices, desveló ayer en una comparecencia en el Parlamento Vasco, que el organismo regulador (CNC) presidido por Luis Berenguer Fuster, hará públicas 'las próximas semanas' actuaciones respecto a la firma de convenios colectivos de 'ámbito nacional' que podrían incurrir en algunos supuestos que vulneran la Ley de defensa de la Competencia. En la actualidad tiene abierto un expediente sancionador contra Anesco y los sindicatos de Coordinadora, LAB y GIG en relación al IV Acuerdo Marco para la regulación de las relaciones laborales en el sector de la Estiba Portuaria. La incursión de la CNC, y de otros reguladores autónomos, para definir el campo en el que se deben manejar los sindicatos en esta materia, tiene cierto recorrido. En una resolución de enero del pasado año, el entonces Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC), hoy la CNC, resolvió que la negociación y la fijación en un convenio colectivo del precio mínimo al que las empresas del sector de 'ayuda a domicilio' de Cantabria debían ofertar sus servicios 'era una conducta contraria a la Ley de Defensa de la Competencia'. En este sentido denunció que la actuación de las empresas y CC OO, quedaba 'fuera de la negociación colectiva y excedía de las competencias marcadas en el Estatuto de los Trabajadores' al fijar los precios mínimos por hora para los trabajadores de 'ayuda a domicilio'. Además, Berasategui señaló que en una reciente reunión de todos los organismos de defensa de la competencia, se puso sobre la mesa la necesidad de aplicar la normativa de la LCD a la labor sindical. En esta reunión el Tribunal de Defensa de la Competencia de la Comunidad de Madrid anunció la apertura de un expediente sancionador relacionado con la firma de un convenio colectivo aplicado nuevamente en el sector de la 'ayuda domiciliaria'. Para los organismos de defensa de la competencia, los principios que fijan los límites de la actuación sindical, en relación a la normativa de defensa de la competencia, según el criterio propio de Berasategui, tienen la 'excepción como norma'. Aseguró que, 'como regla general', todas las actividades sindicales quedan fuera de la normativa de competencia y citó a 'las relaciones entre empresa y sus trabajadores, los acuerdos entre sindicatos y las actuaciones derivadas de los pactos, así como los acuerdos colectivos que se limiten a regular condiciones laborales'. Afirmó, sin embargo, que si el consenso entre empresas restringe su comportamiento competitivo en el mercado y es contrario a la LDC 'no deja de serlo porque uno o más sindicatos participen en él y adopte la forma de convenio colectivo' y que por tanto compañías y sindicatos 'pueden ser sancionados por ello' .