New Flame

PP Europeo y Socialistas pactan una resolución común sobre el 'New Flame'

El Vicepresidente de la Comisión y responsable de Transportes, Jacques Barrot, reclamó que el pecio hundido del buque 'New Flame' se retire lo antes posible de la bahía de Algeciras. Barrot aseguró que las operaciones para rescatar el pecio ya se han iniciado con la llegada del buque especializado 'Big Foot' y dijo que durarán alrededor de tres meses gracias a las buenas condiciones de la mar. Asimismo, descartó que la chatarra contenida en el barco sea "particularmente tóxica". En un debate ante el pleno del Parlamento Europeo sobre el accidente del 'New Flame', Barrot explicó que el Ejecutivo comunitario está examinando la queja presentada por la Junta de Andalucía contra la actuación de las autoridades gibraltareñas. "Si se ha cometido alguna infracción, será perseguida", subrayó. Barrot señaló que el hundimiento del 'New Flame' "ha tenido consecuencias graves pero no ha causado una catástrofe" equiparable a las del 'Erika' o el 'Prestige'. La Comisión ha seguido el accidente "muy de cerca" y ha proporcionado a las autoridades españolas toda la ayuda requerida para hacer frente a la contaminación, en concreto suministrando imágenes de satélite, así como el buque de recuperación de hidrocarburos 'Mistra Bay', que se encuentra todavía en la zona. Además, la Agencia Europea de Seguridad Marítima acaba de contratar otros dos buques antipolución, 'Bahía 1' y 'Bahía 3', que tendran su base en la bahía de Algeciras. Barrot lamentó que todavía persista un "desacuerdo" entre España y Reino Unido sobre las aguas alrededor de Gibraltar e invitó a los dos países a "reforzar su cooperación e intercambio de información". "El foro tripartito (de Gibraltar) debería abordar la cuestión de la cooperación en materia de seguridad marítima", dijo.

PSOE-PP más de lo mismo...

En el debate posterior a la intervención del vicepresidente del Ejecutivo comunitario, el eurodiputado del PP Gerardo Galeote subrayó que ocho meses después del hundimiento del 'New Flame' "persiste el riesgo de más vertidos de fuel y sobre todo el que se deriva de la carga que contiene el pecio". A su juicio, "se ha producido una cadena de errores y dejación de responsabilidad en el control sobre el buque tanto antes como después de la colisión". Por su parte, el parlamentario socialista Luis Yáñez destacó que el caso del 'New Flame' no es comparable con el del 'Prestige' porque hasta ahora se trata sólo de 24 toneladas de vertidos frente a las más de 70.000 toneladas del buque que naufragó frente a las costas gallegas. "Sería como comparar un rasguño con un cáncer terminal", afirmó. Resaltó además que las autoridades españolas han actuado con "celeridad, eficacia y competencia, quizá porque han aprendido de la grave cadena de errores y barbaridades que cometió el Gobierno de la época con la catástrofe del 'Prestige'". "El asunto está bajo control y las autoridades británicas y españolas junto con la Comisión están actuando estrechamente en el marco del foro de diálogo para Gibraltar", afirmó. Sin embargo, el líder del grupo liberal, el británico Graham Watson, dijo que la cooperación entre las autoridades españolas y las británicas es "ejemplar" y que Gibraltar "cumple todas las normas y obligaciones internacionales" en materia de seguridad marítima. El pleno del Parlamento Europeo aprobará el próximo jueves una resolución sobre el 'New Flame' cuyo contenido ha sido pactado por los principales grupos políticos. El texto, insta a la Comisión Europea (CE) a permanecer vigilante sobre el cumplimiento de las normas medioambientales por las autoridades competentes en la zona. La resolución común no contiene la felicitación a las autoridades españolas por su actuación, que los socialistas pretendían incluir, ni la denuncia a la cadena de errores que propugnaban por su parte los populares. No obstante, los dos grupos podrán plantear enmiendas al texto durante la votación en el plenario para reintroducir sus posiciones.

Versiones políticas

El eurodiputado Yáñez aseguró que el texto común "toma como base el proyecto de resolución socialista" y, tras describir los hechos acaecidos desde el siniestro del buque, formula "implicitamente un reconocimiento de la tarea de las autoridades" españolas. Por su parte, fuentes del PPE indicaron que la resolución reclama que "se investigue si se han violado directivas, que se vigile la práctica del bunkering, trasvase de combustible en el mar, que se presente y publique el plan de rescate de buque y de la carga, y que se informe de su toxicidad". El texto común cuenta con el respaldo inicial del PPE, el grupo Socialista, el Liberal -cuyo presidente y negociador en la materia, Graham Watson, es electo por una circunscripción que incluye a Gibraltar-, Los Verdes e Izquierda Unitaria Europea. El PP trataba de esclarecer con su iniciativa si las autoridades de los Estados miembros afectados, España y el Reino Unido, informaron de la situación del buque a Bruselas, entre el 12 de agosto de 2007, cuando encalló frente a las costas de Gibraltar, y su hundimiento el pasado 10 de febrero, así como cuáles son las medidas que pueden adoptarse si las autoridades nacionales no han hecho respetar la normativa medioambiental comunitaria, ya sea por acción u omisión.