línea marítima Algeciras-Ceuta
El Gobierno Ceutí se ha sumado a las críticas de sus ciudadanos sobre los abusivos precios de las navieras. Y es que cruzar el Estrecho es hoy más caro que volar a cualquier capital europea.
La portavoz del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Ceuta, Yolanda Bel, asegura que el Ejecutivo local tomará 'todas las medidas a su alcance' para corregir los 'abusivos e injustos' precios que, según su opinión, han establecido las cuatro navieras que operan entre la ciudad y Algeciras (Acciona-Euroferrys y Baleària-Buquebús) para la Semana Santa, periodo en el que han suspendido todas las ofertas existentes. 'Todas las medidas' serán pocas ya que el transporte marítimo está liberalizado y sólo se rige por las leyes de mercado.En declaraciones a los periodistas tras la reunión semanal ordinaria del Consejo de Gobierno, la consejera subraya la 'sorpresa' que generó en el Ejecutivo la decisión de las navieras, que, según indicó, no comunicaron 'por ninguna vía' al Ejecutivo sus intenciones. 'Entendemos que las compañías no tienen la obligación de comunicar al Gobierno de Ceuta el incremento de los precios, pero nos sorprende que dadas las intensas relaciones que mantenemos en el ámbito del desarrollo turístico local no haya habido información alguna', lamenta Bel, quien da por hecho que, 'desgraciadamente, esta decisión tendrá consecuencias negativas en el ámbito turístico'. Las previsiones apuntan a que esta Semana Santa el sector turístico sufrirá un ligero revés y se antoja difícil superar el 75 por ciento de ocupación hotelera, sumado a unas previsiones meteorológicas poco halagüeñas para la víspera del puente festivo. A lo que ahora hay que añadir el establecimiento de los 'abusivos precios' denunciados por el Ejecutivo ceutí. 'Nos parece injusto el incremento aplicado tanto por los turistas que podrían venir a Ceuta como por los familiares de los ceutíes que viajarán a la ciudad estos días como por los residentes que cruzarán El Estrecho', critica Bel, quien asegura que el Gobierno 'ni ha mantenido ni mantendrá sus brazos cruzados al respecto'. En esa línea, Bel señala que el Ejecutivo ceutí se pondrá en contacto con el Ministerio de Fomento para ver si en el marco del contrato de la línea de interés público que mantiene con Acciona pudiera tomar cartas en el asunto estableciendo algún tipo de precio máximo para la travesía, aunque asume que las competencias tanto de la Administración General del Estado como de la Ciudad en ese terreno son 'limitadas'. Hemos encargado un informe jurídico al respecto y trasladaremos a las navieras nuestro descontento directamente', adelanta Bel en referencia a la modificación de precios que, cancelando las ofertas existentes, deja por encima de 70 euros el coste de un viaje de ida y vuelta entre Ceuta y Algeciras, travesía de 40 minutos de duración, para un pasajero no residente (la mitad para quien sí está censado en la ciudad norteafricana) y en cerca de 150 si lleva vehículo. Precios por los que un viajero puede plantarse casi en cualquier capital europea y que condicionan el crecimiento del sector turístico ceutí.