Santander
Los sindicatos CC OO y UGT, quieren parar la constitución de las Agrupaciones Portuarias de Interés Económico (APIEs), pues advierten de que supondría una privatización pura y dura de la estiba, y consideran que todavía están a tiempo de conseguirlo.
La decisión, a escala estatal, de los citados sindicatos, colisiona radicalmente con la actitud del sindicato mayoritario a escala estatal del sector de la estiba, Coordinadora, que hace un mes convocó un paro precisamente por lo contrario, es decir, para impulsar la constitución de las APIEs. La transformación de las sociedades estatales de estiba y desestiba en APIEs es consecuencia de la legislación portuaria promulgada por el Partido Popular cuando Francisco Álvarez-Cascos era ministro de Fomento. El Gobierno socialista aplazó la aplicación de esa parte de la norma, pero la presión patronal y del sindicato Coordinadora propició el cambio. CC OO y UGT comparten el criterio gubernamental de que la ley aprobada por el PP es anticonstitucional y quieren que se paralice la constitución de las APIEs hasta que se resuelva el recurso presentado en ese sentido. Estos sindicatos afirman que el propio Partido Popular, que hizo en la referida ley una trasposición española de la directiva europea que acabaría rechazando el parlamento comunitario, se mostró dispuesto a reformar el texto legal, hasta que Gobierno y oposición entraron en una dinámica de confrontación total en la que fue imposible consensuar cualquier cosa. A su juicio de UGT y CC OO, el resultado de las pasadas elecciones puede cambiar las cosas y UGT entiende que el Gobierno está ahora en mejor posición para sacar adelante la transformación de la ley que tuvo que congelar, cosa que permitiría mantener las tradicionales sociedades estatales de estiba antes de que se resuelva el recurso de inconstitucionalidad, pero sin embargo las cuentas no salen, 169 parlamentarios no son mayoría suficiente. Catalanes y Vascos estan a favor de la constitución de las Apies, además de Coalición Canaria. UGT y CC OO afrontan la lucha contra la constitución de las APIEs con idénticos criterios y afirman que la privatización de la estiba, mientras los trabajos del servicio público portuario estén reservados para los estibadores, tienen que tener control público, ya que lo contrario sería tanto como otorgar una actividad a las empresas privadas en régimen monopolístico. Los sindicatos mayoritarios del país apoyarán su defensa del carácter público de la estiba con algunos paros y, en ese sentido, están convocadas sendas huelgas, una de dos horas en cada turno, hoy y mañana, y otra los próximos días 10 y 11 de abril, de 48 horas de duración. No está claro la repercusión que la convocatoria vaya a tener, donde la representación del sector de la estiba está mayoritariamente confiada por los trabajadores a Coordinadora, pero confían en que buena parte de los puertos del Norte, donde la afiliación de estibadores a UGT y CC OO es más significativa que en el resto del estado, secunden el paro convocado. ¿Tiene sentido promover un conflicto contra la aplicación de una ley que el Gobierno no tiene mayoría suficiente para modificarla? La patronal parte de la base de que la huelga convocada tiene carácter político y, por lo tanto, puede ser ilegal. Sin embargo, CC OO y UGT entienden que los paros pueden obligar no sólo a Puertos del Estado, sino también a las empresas privadas integradas en Anesco y a la propia Coordinadora a negociar. La solución, a juicio de estos sindicatos, pasa por poner en marcha una negociación que involucre a todas las partes afectadas, pero con el objetivo claro de buscar la fórmula para dejar las cosas como están, es decir, de mantener el control público de la estiba. Los sindicatos UGT y CC OO piensan que Coordinadora se equivoca si piensa que el sector mantendrá la exclusividad tras la privatización.