vía AVE
El Ministerio de Fomento ha movido una nueva ficha en la construcción de la línea de alta velocidad entre Antequera y Algeciras con la aprobación por parte del Consejo de Administración del ente público Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) de la licitación del contrato de obras del tramo Cortes de la Frontera-San Pablo de Buceite, enmarcado en el proyecto 'Renovación de Línea Bobadilla-Algeciras'.
Con un presupuesto de licitación de 48.655.886,7 euros, la actuación consistirá en la renovación de vía y la mejora de las instalaciones entre ambas estaciones. La línea de alta velocidad Antequera-Algeciras se acometerá a través de dos procesos distintos. Por un lado, Fomento adjudicó a finales de 2007 a la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Euroestudios e Inserco Ingenieros la redacción del estudio informativo del proyecto del AVE que unirá Antequera (desde la estación Santa Ana) con Ronda. A su vez, un 'tren de altas prestaciones' enlazará la ciudad del Tajo con Algeciras y para ello ya se ha adjudicado el tramo entre Ronda y Cortes de la Frontera. Además, el viernes pasado se aprobó el que unirá este último municipio con San Pablo de Buceite. Un tercer tramo entre esta pedanía campo gibraltareña y Algeciras está pendiente de licitación. Las obras que salieron a concurso se desarrollarán durante 36 meses entre la estación de Cortes de la Frontera (Málaga) y el apeadero de San Pablo de Buceite, atravesando los términos malagueños de Cortes y Benalauría y el gaditano de Jimena de la Frontera. La renovación de la vía, de 20,55 kilómetros de longitud, se encuentra recogida dentro de las actuaciones contempladas en el Contrato Programa, suscrito entre la Administración General del Estado y Adif para el periodo 2007-2010, y que incluye un Plan de Renovaciones de Vía con actuaciones sobre 500 kilómetros. Según apuntó Adif en un comunicado, con todo esto se pretenden definir las actuaciones necesarias para que la línea Bobadilla-Algeciras sea capaz de servir de soporte de conexión adecuada al puerto Bahía de Algeciras y al Campo de Gibraltar con el resto de la red ferroviaria española y europea. Las actuaciones previstas tienen por objeto incrementar la capacidad de la línea, aumentando y mejorando el tráfico de mercancías actual. En cuanto a la infraestructura, se incluye la ejecución de muros con pantallas de carriles, muros de gaviones, mallas de guiado, barreras rígidas y barreras flexibles o bulonado para mejorar la estabilidad de los taludes; la disposición de tacones de escollera, muros de gaviones, e inyecciones para aumentar la estabilidad de los terraplenes. Se contempla también la reparación de las estructuras existentes y se proyectan dos nuevas estructuras y diversos muros, así como falsos túneles y la prolongación de falsos túneles actuales. En los túneles se llevarán a cabo labores de reparación e impermeabilización en algunos de ellos y se mejorará el armamento de la vía actual mediante la sustitución del balasto existente. En las estaciones se racionaliza el esquema funcional de las estaciones del tramo, adaptándolas al uso ferroviario previsto en el futuro. La actuación «es la continuación de los trabajos de renovación ya adjudicados por 37,2 millones de euros, y actualmente en marcha, en el tramo comprendido entre Ronda y Cortes de la Frontera, de 39,05 kilómetros de longitud, en la citada línea férrea Bobadilla -Algeciras», que aunque tenga esta definición oficialmente será realmente la estación de Santa Ana y no la de Bobadilla el punto de enlace.