China y la Unión Europea (UE) darán acceso sin restricciones a sus respectivos mercados marítimos como resultado del Acuerdo de Transporte Marítimo China-EU, que entró en vigor el 1 de marzo, informó la agencia oficial Xinhua.
La misma fuente destacó que, según el acuerdo, alcanzado en Bruselas el 6 de diciembre de 2002, los operadores del transporte internacional de carga y de logística pueden establecer sucursales que ofrezcan servicios multimodales 'puerta a puerta' entre destinos. 'El convenio ha impulsado nuestras relaciones y cooperación en el ámbito marítimo. Los estrechos lazos han resultado beneficiosos para el desarrollo de las actividades comerciales y económicas también para el mundo', dijo Jacques Barrot, vicepresidente de la Comisión de la UE en un mensaje al ministro de Transporte de China, Li Shenglin. Según el mensaje de Barrot, el pacto supondrá un aumento de la inversión en todos los sectores del transporte marítimo, e impulsará la cooperación en asuntos importantes como la seguridad marítima y el transporte ambientalmente sostenible.Por el acuerdo, ambas partes aumentarán también las inversiones en puertos e infraestructuras logísticas para prevenir la congestión costosa. El convenio tiene por objetivo mejorar las condiciones bajo las que funciona el transporte marítimo de carga, con la libertad de ofrecer servicios, acceso a buques y tratamiento no discriminatorio en el uso compartido de puertos y servicios auxiliares. Casi el 90% del comercio global se transporta por mar y empresas de la UE controlan más de un 40% de los barcos, mientras que China es el segundo mayor socio comercial de la UE.