Ocean Lady
El hundimiento del remolcador de bandera panameña 'Ocean Lady', ocurrido a ocho millas de la costa de Punta Almina, "no ha producido vertidos contaminantes ni daños al fondo marino de la costa sur del Estrecho de Gibraltar", según han informado a Efe fuentes portuarias y ecologistas. El remolcador, tuvo que ser trasladado a mar abierto como consecuencia de la dificultad de los trabajos para sofocar los dos incendios que finalmente han provocado su hundimiento. Las fuentes han descartado la existencia de vertidos al mar al señalar que el barco lo único que tenía en su interior eran desechos acumulados presuntamente por la presencia de inmigrantes ocultos en sus bodegas. El 'Ocean Lady', de bandera panameña, entró en el puerto de Ceuta el 28 de febrero de 2007 y permanecía atracado en el muelle de la Puntilla por orden judicial al tener una orden de embargo. El barco, que se encontraba en una situación de abandono ya que el armador se había desentendido completamente, tenía 40 metros de eslora, 3,7 metros de calado y 29 toneladas de registro bruto. El buque de salvamento marítimo 'Miguel de Cervantes', conjuntamente con el 'Sertosa Veintiuno', tuvieron que remolcarlo fuera del puerto de la ciudad.