UE-China
中华人民共和国
En vista de que el contrabando se ha convertido en una amenaza seria para la seguridad de la vida de los ciudadanos, la Unión Europea (UE) y China trabajan en la creación de una red para que sus puertos marítimos y aeropuertos compartan información en su lucha contra el contrabando, un fenómeno 'alarmante y amenazante', dijo hoy el comisario europeo de Aduanas, László Kovács.
'Está claro que el contrabando es una seria amenaza para la seguridad, la seguridad e incluso la vida de los ciudadanos', afirmó ayer el comisario en Pekín después de reunirse con responsables chinos.
Kovács, alertó sobre la creciente proporción, dentro de las mercancías de contrabando que llegan a la UE, de medicamentos, juguetes y productos alimenticios falsos, lo que supone una gran amenaza para los ciudadanos europeos. China sigue siendo el principal origen de esos artículos que llegan a la Unión y, pese a que se puede observar 'cierta disminución', será un problema que sólo se solucione a medio plazo, apuntó el comisario.
Añadió que la UE tiene previsto además ubicar un responsable contra el contrabando en Pekín para trabajar codo con codo con las autoridades chinas.
Según los últimos datos disponibles de la UE, en el año 2006 el 86% de los productos de contrabando decomisados en las aduanas de la Unión Europea procedían de China.