Trabajadores portuarios se enfrentan a agentes antidisturbios ante la sede de la Eurocámara EFE
El presidente de puertos del Estado, Mariano Navas, ha confirmado en una entrevista en exclusiva a El Vigía que el organismo que el preside no puede tolerar presiones ni coacciones de ningún tipo, vengan de donde vengan, en clara alusión a la convocatoria de huelga en el sector de la Estiba anunciada por el sindicato Coordinadora para celebrarse entre el 14 y 20 de enero. Mariano Navas indica que el cumplimiento de la ley que reclama tanto el sindicato como la patronal Anesco también es compartido por Puertos del Estado , pero “yo reclamo que se cumpla la ley en su totalidad y las Apie’s se constituyan tal y como establece la norma, no a gusto de Anesco ni Coordinadora”. En este sentido, “ya veremos los motivos que alegan para la huelga cuando presenten la solicitud”, señala el máximo responsable de Puertos de Estado, que reclama que también sería bueno “que el sindicato se preocupase en subir su productividad”. Según Navas, habrá qué saber los motivos y contra quien va la huelga. “Al que le convoquen la huelga tendrá que tener capacidad de resolución, no pueden convocarla contra alguien que no tenga esta capacidad de resolver conflictos. En cualquier caso, analizaremos los motivos”, apunta Navas. Para el responsable del organismo público, en todo este lío, hay varios frentes. Así, el Ministerio de Trabajo ha hecho una petición a la mesa negociadora del IV Acuerdo Marco para que aleguen en relación a los puntos que diferentes organismos, patronales, sindicatos y administraciones han presentando. “Es el ministerio de Trabajo el que debe registrar el Acuerdo Marco, yo no puedo registrar nada”, matiza. En este sentido, el presidente de Puertos del Estado se pregunta cuál es su competencia o la de cualquier Autoridad Portuaria para resolver la huelga. “Yo represento a la Administración General del Estado, por consiguiente yo no puedo saltarme la línea roja que es la legalidad. Y la legalidad ni la fijo ni digo cuál es, es una competencia del ministerio de Justicia. No puedo, ni quiero, saltarme esta legalidad por convicción democrática”. Mariano Navas también se sorprende de las insinuaciones de Antolín Goya, secretario general de Coordinadora, sobre su influencia ante los presidentes de las Autoridades Portuarias para que no se constituyan las sociedades de Estiba en Apie’s, “yo no tengo ninguna competencia sobre los presidentes de las Autoridades Portuarias, que son los que mayor autonomía tienen de Europa. Reitero que mi consejo es que se constituyan las Apie’s, pero las de la ley. Y la ley especifica claramente los requisitos”. Puertos del Estado se ajusta a la legalidad “La huelga a quien más perjudica es a las propias empresas estibadoras, porque son las que pierden dinero”, opina Navas. El desgaste que pueda tener Puertos del Estado, no es un desgaste como tal porque su posición es el cumplimiento de la legalidad. “El tema podría tener solución, pero pasa porque ellos vuelvan a la legalidad y nosotros replantearnos cómo podemos volver a la ley que no se aprobó, pero no podemos movermos de la línea roja que se nos impone no sólo a Fomento, sino a toda la administración general del Estado, en garantía del interés público”. Mientras se busca una solución, no hay vacío legal porque está el III Acuerdo Marco. Mientras tanto, hay dos soluciones, que las empresas cumplan el Estatuto del Trabajador y que una norma, que puede ser un Decreto-Ley, singularice para la Estiba el Estatuto de Trabajadores. La pugna Puertos del Estado se mantendrá inflexible sobre la legalidad del IV Acuerdo Marco a pesar de la huelga convocada por Coordinadora entre el 14 y el 20 de enero. Mariano Navas, presidente de Puertos del Estado, explicó la pasada semana a El Vigía que la ilegalidad del acuerdo está refrendada por un dictamen jurídico “elaborado por la Abogacía del Estado”. Este documento, según Navas, fue entregado a Antolín Goya, responsable de Coordinadora en la reunión que mantuvo el representante sindical con Fernando Palao, secretario de Estado de Transportes y el mismo. “Qué documento más quieren para saber donde se saltan la legalidad. En ese texto se señala claramente cuales son los fallos del IV Acuerdo Marco”, explicó Navas. La impugnación de este acuerdo ha hecho saltar las chispas en el sector de la estiba en España. Esta impugnación supone que el acuerdo alcanzado por la patronal Anesco y el sindicato mayoritario del sector, Coordinadora no tiene vigencia. La respuesta ha sido doble: por un lado, tanto patronal como sindicato reclaman constituir las Apie’s, según marca la actual legislación, y que desaparezcan las sociedades de estiba -con la salida de las autoridades portuarias de estas empresas mixtas- y la convocatoria de una huelga del 14 al 20 de diciembre, por parte del sindicato.