CAPEZISE
Según el presidente The Baltic Exchange (empresa británica que opera el principal mercado mundial de shipbrokers, armadores y fletadores) Michael Drayton, los costos mundiales de transporte de materias primas crecerán a valores récord en 2008, para comenzar luego a caer cuando el número de buques supere la demanda. Las tarifas de los fletes para materias primas transportadas como cargas secas, incluidos granos, mineral de hierro y carbón, han crecido este año en base a la demanda de India y China, los mayores fabricantes de acero y usuarios de cobre del mundo. Los astilleros de Japón, China y Corea del Sur respondieron al mayor programa de construcciones de la historia, luego de recibir órdenes de compra suficientes como para incrementar las capacidades en un 50%. “No se puede desafiar la gravedad eternamente”, dijo Drayton en una entrevista, durante una conferencia llevada a cabo en Bombay el pasado día 30 de noviembre. “Sabemos que durante el 2008, y a pesar de que se mantengan los actuales ritmos de la demanda, observaremos el cruce de las dos gráficas”, en donde la oferta superará a la demanda. El índice Baltic Dry, valor de referencia para las tarifas de transporte marítimo de las materias primas, se ha incrementado a más del doble este año, alcanzando un récord de 11.039 el 13 de noviembre. El crecimiento fue superior al 600% con respecto a los valores de principios de 2003. China necesita mineral de hierro, cobre y otros productos básicos para alimentar una economía que crece a un ritmo más de cuatro veces superior al de Estados Unidos y Europa. “Lo preocupante es que China tiene presiones para decir que ya han llegado suficientemente lejos”, agregó Drayton. “Sólo espero que cuando China cierre el grifo, lo haga lentamente”. El Baltic Exchange, con sede en Londres, en el 38 St Mary Axe provee los precios de referencia para el costo del transporte marítimo del petróleo y de materias primas a granel, incluidas el carbón, los granos y el mineral de hierro. De acuerdo con datos de la Administración General de Aduanas de China, las importaciones de hierro a este país alcanzarón un promedio de 32.04 millones de toneladas mensuales durante el tercer cuatrimestre. Esto implica un 12% más que el valor correspondiente al mismo período del año pasado, y un 42% por encima del período equivalente del 2005. Este “boom” generó ganancias récord para los operadores Dry Ships, Diana Shipping, y Hamilton, o la empresa Golden Ocean Group con base en Bermudas, liderada por el multimillonario noruego John Fredriksen. Desde noviembre del año pasado, la capacidad de transporte de la flota mundial para este tipo de cargas, ha crecido un 6.2% hasta alcanzar las 354 millones de toneladas de porte bruto. Así lo indican los registros compilados por Lloyd's Register-Fairplay. Las toneladas de porte bruto son una medida de la capacidad de un buque para transportar carga, combustible y provisiones. El Índice Baltic Dry subió 15 puntos (0.2%) ayer, alcanzando los 10.285 puntos. Las tarifas de arrendamiento se incrementaron para todos los tipos de transportes, excepto los “capesize”, que son los mayores de esta categoría. (*)Capesize: buques de carga demasiados grandes para atravesar el Canal de Suez o bien el Canal de Panamá (panamax y suezmax). Normalmente están por encima de las 150000 Tm de peso muerto (DWT). Los buques de esta categoría incluyen los VLCC y ULCC, los superpetroleros y graneleros que transportan el carbón, el mineral, y otros productos básicos de las materias primas. El término "capesize" es utilizado comúnmente para describir los graneleros en lugar de los petroleros. El capesize bulker es de alrededor de 175000 toneladas de peso muerto, aunque los buques más grandes (normalmente dedicado a transporte de mineral) llegan hasta las 400000 toneladas de peso muerto. Las grandes dimensiones y de gran calado de estos buques significa que sólo los más grandes terminales de aguas profundas pueden adaptarse a ellos. El crecimiento de la economía de China, con su gran demanda de materias primas, y el aumento de la congestión en los canales de Suez y Panamá ha dado lugar a un aumento en el número de órdenes de compra en los astilleros para buques capesize.