APB
El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Barcelona (APB) aprobó ayer, por imperativo legal, la creación de la Asociación Portuaria de Interés Económico, tal como marca la Disposición Adicional 6ª de la Ley 48/2003, de 26 de noviembre, de régimen económico y de prestación de servicios de los puertos de interés general. Esta Disposición Adicional establece que las autoridades portuarias, hasta ahora mayoritarias en las sociedades de estiba -con un 51% del accionariado -, se separarán de estas cuando se produzca el acuerdo de transformación. Como ha informado El Vigía durante los últimos días, el puerto de Barcelona ha sido el primero del sistema portuario español al transformar la sociedad estatal de estiba y desestiba en una Apie. Estas nuevas Apie’s tendrán un Consejo de Administración propio con representantes de las empresas estibadoras. Pese a la Ley 48/2003 especifica que las autoridades portuarias no podrán tener participación económica en las nuevas sociedades, “la APB quiere tener representación en el Consejo de Administración de la Apie de Estiba y Desestiba del puerto de Barcelona”, como solicitó el propio presidente de la APB, Jordi Valls, tras la reunión del consejo de administración de Estibarna, el pasado lunes. Según un comunicado del puerto, “el cambio de modelo de estiba se produce por cumplir la Ley, pero significa dar mayor autonomía y poder de decisión al sector de la estiba, tanto a las empresas como a los trabajadores”. Al igual que sucede con la Sociedad de Estiba actual, la agrupación portuaria de interés económico tendrá por objeto poner a disposición de sus socios los trabajadores que desarrollen las actividades que integran el servicio de carga, estiba, desestiba, descarga y transbordo de mercancías. APUNTE El presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona (APB), Jordi Valls, informó el pasado martes a la comunidad portuaria, durante el tradicional cóctel de Navidad, sobre el proceso de creación de la Asociación Portuaria de Interés Económico (Apie), con la intención de resolver el conflicto surgido en el sector de la estiba. El acto, celebrado el martes en el Museo Marítimo de Barcelona, contó con la asistencia de los presidentes de las diferentes organizaciones del puerto, que se manifestaron preocupados por la resolución de este tema, que podría derivar en una huelga de estibadores en el mes de enero. Jordi Valls se mostró convencido de que la “creación de las Apie’s desbloqueará la situación”, a la vez que expresaba su intención de que se consiga que la autoridad portuaria participe en la nueva sociedad. Xabier Vidal, presidente de la Asociación de Empresas Estibadoras Portuarias de Barcelona, expresó en su discurso su satisfacción por el logro del IV Acuerdo Marco, que significa “siete años de estabilidad para el sector”. Vidal sí lamentó que Puertos del Estado no valorase a la asociación como interlocutor válido ante los sindicatos. “Después de gastarnos 1.500 millones en el puerto de Barcelona, dicen que no somos quién para negociar”, expresó.