Bahía de Algeciras
El jefe de División de Protección Portuaria de la APBA, Manuel Sánchez Alcázar, durante uno de los seminarios de las II Jornadas sobre Protección Portuaria celebradas ayer en Algeciras, indicó que la APBA está a la cabeza del sistema portuario en cuanto al desarrollo de iniciativas de seguridad y puso los ejemplos del sistema Container Security Initiative (CSI) o la Iniciativa Megaports, ambas en colaboración con Estados Unidos.
Manuel Sánchez Alcázar, anunció el cierre perimetral del puerto y el incremento de los controles de acceso a las instalaciones portuarias.
Alcázar subrayó que además de estas medidas de seguridad, de carácter internacional, se encuentran inmersos en estos momentos en la aplicación del Real Decreto que transpone la directiva comunitaria 65/2005/CE sobre control del recinto portuario y los accesos. -ejemplo cerramiento comenzado estos días del Llano Amarillo, de manera que sólo se podrá acceder al recinto portuario a través de los controles norte, central y sur-.
En breve, según el responsable, comenzarán a notarse ese tipo de medidas restrictivas que serán realizadas, eso sí, de forma progresiva. De este modo, las personas que utilicen el puerto como alternativa para salir o entrar en la ciudad y evitar así circular por la misma, verán que poco a poco dicha opción desaparece.
“Haremos campañas informativas para evitar una disfunción tremenda entre la ciudadanía”, argumentó. No obstante, De Alcázar precisó que este tipo de medidas no pueden ser drásticas. La aplicación de la 2005/65/CE sobre mejora de la Protección Portuaria, obliga a que los puertos sean recintos donde entren personas con actividades relacionadas con el mismo. Por este motivo, la APBA anunció que sus instalaciones dejarán de ser una vía alternativa para el tráfico y para las actividades deportivas.
La picaresca lleva a pensar que un conductor intentará cruzar en coche el puerto alegando que va a recoger a un familiar. “Habrá dispositivos. La configuración actual del recinto tiene una sola arteria que alimenta a todas las instalaciones portuarias. Pero ya tenemos asistencia técnica que está estudiando todo ese tipo de casuística”, explicó.
Asimismo, aseguró que a lo largo de 2008 la Autoridad Portuaria quiere tener implantadas todas las normas, que no son pocas, de la directiva. “Todo lo que suponga cambios para los usuarios se llevará a cabo informando y de forma paulatina para garantizar la fácil adaptación”, aseveró.