sacos y sacos de secante
El Gobierno del Peñón subrayó hoy que sigue existiendo una «estrecha» colaboración entre las autoridades gibraltareñas y españolas respecto a las operaciones de rescate del buque carguero 'New Flame'.
El Gobierno gibraltareño avanzó que esta semana se conocerá la empresa que llevará a cabo el salvamento del buque y se hará cargo del mismo antes de que finalice el año. Afirmó que entiende la comprensible preocupación por parte del Gobierno español por evitar cualquier contaminación de sus costas y agradeció que España haya puesto al servicio de cualquier posible incidente los remolcadores del Ministerio de Fomento 'Salvamar y Cervantes'. Indicó que sigue existiendo la posibilidad de que la sección de la popa del buque se hunda al fondo del mar, al igual que ya ocurrió en agosto con el resto del barco y precisó que, debido al mal tiempo, esta posibilidad puede ser inminente, por lo que se han desplegado recursos adicionales de forma preventiva. «El barco, por supuesto, ya está hundido desde agosto, y por lo tanto lo que se prevé ahora es la posibilidad de que la sección trasera también desaparezca debajo del agua», señala el comunicado para añadir que «la chimenea, planta y media y el puente del barco seguirían visibles al menos que el casco se moviera lateralmente sobre aguas mas profundas». El Ejecutivo de Gibraltar señaló que el remolcador 'Fotiy Krylov', el más grande del mundo, seguirá sujetado al barco hasta que se hunda la sección trasera y quede sobre el fondo del mar. Aclaró que la parte trasera, gran parte de la cual ya esta sobre el fondo, se ha separado de la proa del barco, por lo que el buque ya está partido en dos. Los expertos en salvamento han informado al Gobierno de Gibraltar de que no existe riesgo de contaminación, dado que se ha retirado el combustible de los tanques del barco y estos han sido bloqueados. A pesar de la ausencia de riesgo de contaminación, las autoridades portuarias gibraltareñas y las empresas de salvamento han desplegado todos los recursos necesarios para atender cualquier incidente de contaminación que pudiera ocurrir. Los equipos de limpieza han retirado unas 91 toneladas de residuos procedentes del 'New Flame' de las playas de Algeciras desde el pasado fin de semana. La Junta de Andalucía informó de que los residuos recogidos tanto en El Rinconcillo como en Getares ascienden tras el pesaje a 91 toneladas, cantidad que incluye la mezcla de hidrocarburo con arena, agua, piedra y otros materiales. Los residuos han sido ya trasladados a las instalaciones del complejo ambiental de Los Barrios (Cádiz) para someterla a tratamiento de inertización. Los fuertes aguaceros caídos sobre Algeciras en la tarde del domingo dificultaron las tareas de limpieza de forma importante. De hecho, ese era el día en el que estaba previsto haber eliminado todos los restos llegados a Getares, pero la fuerza del torrente en la desembocadura del río Pícaro impidió a los operarios atravesarlo para trasladar las cubas de almacenaje hasta los puntos en los que se habían acopiado los residuos.La mejora del tiempo hoy hace prever que esta tarea quede completada en pocas horas.Actualmente, están trabajando repartidos por Getares y El Rinconcillo 29 operarios de la Dirección General de Costas del Ministerio de Medio Ambiente, 11 empleados de la Empresa de Gestión Medioambiental (Egmasa) de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta, 11 funcionarios del Ayuntamiento de Algeciras, 5 efectivos del Grupo de Respuesta de Emergencias de Andalucía (Grea-Consejería de Gobernación) y el coordinador del 112 al frente del dispositivo.La Junta de Andalucía mantiene en la playa de El Rinconcillo un Puesto de Mando Avanzado (PMA) para centralizar sobre el terreno la organización de los trabajos en el ámbito de sus competencias. Salvamento Marítimo ha aportado, con carácter preventivo, 160 metros de barreras anticontaminación para ubicarlas en las desembocaduras de los ríos Palmones y Pícaro, con el objetivo de frenar el avance de manchas contaminantes en estas zonas en el caso de que aparecieran. Del Ayuntamiento de Algeciras continúan operativos tres tractores para la retirada y diversos vehículos de sus concejalías de Playas y Medio Ambiente. Por otra parte, el Gobierno mantiene en el mar y en el aire el mismo dispositivo de vigilancia frente a la contaminación llegada a la costa de Algeciras. El portavoz de Verdemar Ecologistas en Acción en el Campo de Gibraltar, Antonio Muñoz, aventuró que "probablemente el 'New Flame' se acabe hundiendo entero" y afirmó que "ya se está derramando la chatarra" de las bodegas del buque, que permanece encallado en aguas de la Bahía algecireña desde que colisionara, el pasado 12 de agosto. Muñoz reiteró su preocupación por las posibles consecuencias de este vertido y aludió a un caso ocurrido en una bahía de Japón, "donde hubo un siniestro de estas características, derramándose aluminio al fondo del mar" lo que, según el ecologista, comenzó a generar "importantes problemas a los 20 ó 30 años" y lamentó que "aquí pueda suceder igual". Por otra parte, Verdemar Ecologistas en Acción indicó que "ya se ha limpiado la zona de la playa del Rinconcillo" y señaló que, en estos momentos, el 'Megas Alexandros' y el remolcador 'Fotiy Krilov' se encuentran en las inmediaciones del 'New Flame' "aguantándolo para evitar que quede a la deriva".