Camiones PIF
El puerto de Algeciras está recuperando poco a poco la normalidad durante la tarde-noche de ayer y la madrugada de hoy con la remisión del temporal, que permitió a los ferry cruzar el Estrecho.
Por la tarde aún quedaban unos 4.000 vehículos en el recinto portuario, aunque las llegadas al puerto están disminuyendo de forma considerable, según infomó la APBA.
Durante toda la mañana continuaron suspendidas las comunicaciones marítimas con Ceuta y tan sólo los ferrys Le Rif, Al Mansour, Banasa y Atlas salieron hacia Tánger, ya que eran los únicos que podían navegar con estas condiciones meteorológicas adversas, con viento de fuerza 8-9 y olas de 3 y 4 metros.
El ferry Las Palmas de Gran Canaria de Acciona Transmediterránea, habilitado el miércoles para realizar la conexión con la ciudad autónoma, permaneció toda la mañana en Ceuta, ya que en la tarde del miércoles sufrió una avería debido a las malas condiciones de navegación. Sobre las 14.00 hora iniciaba su trayecto hasta Tánger desde puerto tarifeño el rápido Tarifa Jet, fue la primera salida desde este puerto desde el pasado martes. También a mediodía, el ferry egipcio Sara I se incorporó a la línea Algeciras-Tánger. Ante las mejoras de las condiciones meteorológicas en el Estrecho por la tarde, tres navieras decidieron realizar salidas con los fast ferrys Alborán, Avemar y Jaume I. Además a las 17.00 horas salió hacia Ceuta el ferry extraordinario Euroferrys Atlántica (que habitualmente hace la línea con Tánger), y más tarde se incorporó el ferry Las Palmas de Gran Canaria de Acciona, tras solucionar su avería al atracar en Ceuta.
El subdelegado del Gobierno en Cádiz, Sebastián Saucedo, ofreció ayer una rueda de prensa en la sede de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras para explicar el dispositivo puesto en marcha para atender a los vehículos que estaban aún retenidos en el puerto a causa del fuerte temporal de levante que azota la zona. Saucedo recordó que el viernes se activó un plan especial en el puerto algecireño para dar fluidez a los viajeros que cruzan estos días el Estrecho y que ese mismo día se solucionó en tres horas el paso de 5.000 personas. Sin embargo, «el dispositivo extraordinario y el esfuerzo ingente de todos los que intervienen en la Operación Paso del Estrecho no pueden hacer nada contra el mal tiempo», señaló.
El delegado del Gobierno recordó que «quien decide que el barco salga o no es el capitán del barco y lo importante en este tipo de decisiones es mantener la seguridad de los viajeros». Saucedo afirmó que «es preferible algún tipo de protesta a estar lamentado desgracias de otro tipo». El comité de coordinación decidió en la mañana del miércoles la intercambiabilidad total de billetes (entre las distintas navieras y entre los puertos de origen y destino). Sin embargo, a pesar de esta medida extraordinaria, la fuerza del viento y las condiciones de la mar, sumadas a la llegada continuada de viajeros, impidieron la normalidad de las salidas desde el puerto algecireño.
El recinto estuvo atendido en todo momento por numeroso personal de Protección Civil, Policía Portuaria y Nacional y voluntarios, que repartieron bocadillos, termos de leche, zumos y mantas entre los viajeros. Además tres ambulancias de la Cruz Roja atendieron a 23 viajeros «por causas menores», explicó Saucedo. El delegado del Gobierno aseguró que «estamos razonablemente satisfechos de cómo hemos afrontado la situación» y afirmó que «se están haciendo todos los esfuerzos posibles ante esta causa de fuerza mayor».Sólo unos mil quinientos vehículos esperan esta anoche para cruzar el Estrecho. El tiempo mejoró por la tarde-noche y de madrugada.
La llegada de los ferries desde Marruecos trasladaban al puerto de Algeciras un nuevo problema para solventar en poco tiempo, los camiones con mercancías atrasadas por la espera para embarcar. Los vehículos y remolques se acumulaban en las vías de acceso al puesto de inspección fronteriza, esperando lograr el visto bueno de la inspección para llegar a los mercados demandantes de productos frescos, antes de Navidad.