China fábrica de juguetes China superó al Reino Unido como el mayor exportador de la eurozona durante los primeros nueve meses de este año, de acuerdo con las cifras oficiales de Eurostat y ponen de manifiesto la amenaza competitiva a la que se enfrentan los fabricantes Europeos. Las importaciones procedentes de China, con un valor de 123.700 millones de euros fueron un 20% superior hasta septiembre respecto del mismo periodo de 2006, según Eurostat, la agencia de estadísticas de la Unión Europea. Las importaciones de Reino Unido cayeron el 2%, a 122.300 millones de euros. La noticia podría agudizar los temores de los políticos de la eurozona por el rápido crecimiento del déficit comercial de Europa con China y por la amenaza que representa la solidez del euro. El mes pasado, Jean-Claude Juncker, primer ministro de Luxemburgo, quien preside las reuniones de ministros de Finanzas de la eurozona, advirtió en un viaje a Beijing que existe la posibilidad de que aumente el proteccionismo en Europa si los chinos no permiten que su divisa ascienda frente al euro. Las informaciones más recientes indican la creciente importancia de la eurozona como mercado para China, tendencia que podría acelerarse al tiempo que la economía de Estados Unidos se desacelera. Julian Callow, economista epecializado en Europa de Barclays Capital, comentó que “si Estados Unidos de hecho experimenta un descenso significativo en la expansión de la demanda nacional, entonces la producción china, que crece a pasos agigantados, se centrará más en los mercados europeos”. Los empresarios chinos están ampliando su participación en los mercados de bienes de capital, como maquinaria, así como en los de consumo, advirtió. Las cifras más recientes mostraron que las exportaciones de la eurozona a China también registraron marcados aumentos, con un avance de 13% en los nueves meses anteriores a septiembre respecto del mismo periodo un año antes. Al mismo tiempo, las exportaciones en general mostraron un aumento mensual inesperado de 2.3% en comparación con septiembre, a pesar de la apreciación del euro a niveles récord frente al dólar y también ponderado según el comercio exterior. El superávit comercial de la eurozona fue de 6.100 millones de euros en octubre, respecto de 3.700 de septiembre. Sin embargo, también aumentaron las evidencias de una tendencia a la baja en el crecimiento de las exportaciones, señalaron algunos analistas. Lo más notable fue el descenso de 2% en las exportaciones de la eurozona a Estados Unidos durante los nueves meses anteriores a septiembre, en comparación con el mismo lapso del año pasado. Asimismo, el crecimiento de las exportaciones a Reino Unido y otras regiones disminuyó. Eso reforzó las expectativas de que el crecimiento económico de la eurozona descenderá gradualmente para 2008.