Acciona Rail Services
El nuevo servicio ferroviario de mercancías entre Algeciras y Barcelona de Acciona Rail Services, que se inició el pasado lunes, está funcionando a un 80% de su capacidad.
El director de la compañía de Acciona, Bruno Torresano, declaró ayer a Europa-sur que están satisfechos con estos datos de ocupación aunque lo estarían aún más si la cifra fuese el 100%.
En los cuatro primeros días de funcionamiento del nuevo servicio ferroviario la ocupación media es 16 o 17 plataformas de las 21 que componen el convoy. El propósito del Sr. Torresano es que esta cifra aumente antes de que finalice el año.
Además de la mercancía transportada por Trasmediterránea Cargo -principalmente productos perecederos llegados de Marruecos-, el tren está llevando a Barcelona mercancías peligrosas procedentes de varias industrias de la comarca, a través de la empresa Europea de Contenedores (Euconsa). Hay que recordar que este nuevo servicio está abierto a todos aquellos operadores que lo quieran usar. Torresano precisó que la vocación de Acciona Rail es tener locomotoras y plataformas, pero no aportar el material especializado, “eso que lo hagan las empresas especializadas”, dijo ayer a Europa-sur.
En cuanto a la mercancía con la que se completa el tren en la bajada desde Barcelona, se está cargando chatarra, agua… y otro tipo de productos que no necesitan refrigerado. Torresano explicó que el destino de estos cargamentos es Marruecos y la zona de influencia del Campo de Gibraltar.
El nuevo servicio de Acciona Rail Services está destacando por su puntualidad. El director de la compañía señaló ayer que la novedad de este servicio es que “si pasados un número de horas el tren no ha salido se devuelve el dinero”. Señala que es algo “sin precedentes”. Torresano recordó que está garantizado un tren diario que sale a las 20.30 horas desde Algeciras y a las 7.30 desde Barcelona. Este servicio tiene su salida en la terminal ferroviaria de Isla Verde y desde ahí recorre los 1.250 kilómetros que separan el puerto de Algeciras de la terminal de Morrot en la ciudad catalana.