Expo Tanger
La ciudad coreana Yeosu se impuso en una ajustada votación a la marroquí Tánger en la elección de la sede de la Exposición Internacional de 2012, por lo que África continúa sin organizar este tipo de eventos.
La ciudad magrebí había apostado fuerte por su condición de primera candidata africana, musulmana y árabe en optar a una Expo de ésta clase, pero se quedó a las puertas, a 14 votos de obtener la victoria en la 142 Asamblea General de la Oficina Internacional de Exposiciones.
La polaca Wroclaw, la tercera en discordia, cayó en la primera votación, tras recoger el apoyo únicamente de trece delegaciones, frente a los 68 votos de los coreanos y los 59 de los marroquíes. En la segunda votación, Yeosu se hizo con 77 votos frente a los 63 de Tánger.
El océano y la costa: Diversidad de recursos y actividades sostenibles será el tema de la Expo de Yeosu que seguirá ligada al tema del agua tras la que el año próximo organizará la ciudad española de Zaragoza. La búsqueda en los océanos de respuestas a los desafíos que afronta la humanidad, como el calentamiento climático, el desarrollo sostenible o el final del hambre en el mundo, serán los ejes de la Expo coreana, según sus organizadores.
El primer ministro coreano, Han Duck-soo, encabezó la delegación de Yeosu que defendió el proyecto y destacó la importancia de "construir un mundo en el que todos puedan vivir". También puso el acento en la herencia de las instalaciones de la Expo, que tras el desarrollo de la misma serán un centro de enseñanza para jóvenes centrado en el conocimiento de los océanos. Su presentación, en la que Yeosu invitó al mundo a "convertir en realidad los sueños", acabó con la presencia de niños en el escenario, una iniciativa muy aplaudida por la asistencia.
Tánger
Las ovaciones más efusivas fueron sin embargo para la presentación de Tánger, titulada "Rutas del mundo, culturas que conectan, Por un mundo más unido", que puso el acento en la condición de africana y de árabe de la ciudad marroquí. El príncipe Muley Rachid defendió la candidatura de una ciudad "cosmopolita y que mira al mundo", una localidad "eje de la Alianza de Civilizaciones" y cabeza del mundo árabe y africano. Aseguró que la elección de Tánger serviría para abrir las puertas a otros continentes en el futuro y citó América del sur, en un claro guiño a los delegados de esa parte del mundo, muchos de ellos recientes en la BIE. También la exatleta y actual ministra de Juventud y Deportes de Marruecos, Nawal El Moutawakel, pidió el voto para que su país "entre definitivamente en la vía del desarrollo". Más festiva que las de sus rivales, la presentación de Tánger puso el acento en su condición de africana y recordó que ninguna de las 63 anteriores exposiciones se celebró en este continente.
La candidatura marroquí contaba con el apoyo expreso de España, cuyo delegado, el presidente de la Sociedad Estatal de Exposiciones Internacionales (SEEI), Javier Conde, aseguró que para España "Tánger no es una ciudad cualquiera". Además, España contaba con que la proximidad geográfica de Tánger diera cierto protagonismo al país en el momento de la celebración de la Expo. "Sin olvidar que África necesita protagonistas en la escena mundial y Marruecos puede ser uno de ellos", afirmó.