¿Será un ladrillo
La empresa de la Marina Alta Baleària, potenciará su presencia en el Estrecho de Gibraltar con la gestión de la división de ferrys de la Compañía Marroquí de Navegación (Comanav).
El objetivo, según explicaron fuentes de la naviera ayer al diario Europa-Sur, es que el acuerdo sea una realidad el próximo año y “antes del inicio de la Operación Paso del Estrecho de 2008”.
El presidente de Baleària, Adolfo Utor, realizó este anunció el miércoles día siete en rueda de prensa en Valencia. Desde Balearia han manifestado que esta decisión refleja la apuesta que la compañía hace por el tráfico de esta zona, donde actualmente mueve 1,2 millones de pasajeros en sus conexiones con Ceuta y Tánger. Además, este acuerdo se suma a otras actuaciones para su consolidación en el Estrecho de Gibraltar como la reciente compra del total de las acciones de Buquebús España y la toma efectiva de su control, así como su incorporación a la línea de Algeciras-Ceuta en 2006.
La naviera cubre la línea Algeciras-Tánger desde 2003. El deseo de la empresa es mantener la líneas actuales “e incluso potenciarlas”.Las mismas fuentes indicaron que con este acuerdo, que aún está por concretar, los barcos ferrys de Comanav pasarían a ser gestionados por Balearia. Mientras el proceso de comercialización de los billetes se adaptaría de forma más paulatina. También supondría una reestructuración de la plantilla que pasaría de los ochocientos empleados actuales a unos mil.
Adolfo Utor explicó que la gestión se llevaría a cabo mediante un acuerdo con la naviera francesa CMA-CGM, con la que tienen previsto formar un “joint venture” antes del próximo verano, una vez concreten los términos del acuerdo, aegún informa Efe.
En concreto, los ferrys que gestionará BaleÀria serán –además de la línea Algeciras-Tánger– Almería-Nador y la conexión de los puertos italianos de Marsella y Génova con Marruecos. Utor manifestó que este acuerdo contribuye a la “internacionalización” de la compañía. Además, supone que Baleària aumentará en un millón el número de pasajeros anuales “para líneas de largo recorrido e internacionales” y que sumará a su flota los ocho buques de Comanav. Asimismo, su facturación prevé aumentar en 100 millones de euros con la incorporación del servicio de ferrys de la compañía marroquí, que ha sido privatizada este año.
Resultado de esta privatización es la adjudicación a Baleària de la gestión del transporte de pasajeros, mientras que el de mercancías correrá a cargo de la francesa CMA.
La previsión de Baleària es “revisar” el servicio de transporte de mercancías, sobre todo de productos agrícolas, entre España y Marruecos, de la compañía marroquí para potenciar su crecimiento. La nueva sociedad que surgirá del acuerdo entre CMA-CGM y Baleària tendrá su sede en Barcelona para pagar sus impuestos (creamos la riqueza aquí abajo y lo cobran allí arriba) y además como punto intermedio entre Marsella y Denia, donde se encuentran los domicilios sociales de las empresas firmantes, explicó Utor.
Ficción En las oficinas de Baleària, D. Adolfo Utor proyectó en la pantalla una fotografía del Ferry "Las Palmas de Gran Canarias" de Acciona «Este barco carga medio Marruecos», dijo a su equipo de directivos. Su mensaje: «vosotros tenéis que cargar en Comanav, en el Federico y donde quepa; el otro medio». “Sana competencia”; lo digo yo.