Puerto de La Luz
La revisión salarial de hasta un 70% de alza en la plantilla de los portuarios, ha disparado el temor de los operadores a sufrir un aumento de costes en el Puerto de La Luz (Las Palmas de Gran Canarias). El Puerto de Las Palmas no es sólo el primer puerto de Canarias, sino también el primer puerto del Atlántico Medio, el de mayor tránsito en la encrucijada entre Europa, África y América. A su vez, constituye uno de los principales puertos de España y el primero de la zona geográfica de África occidental.
Las dos gigantes de la actividad portuaria, Maersk y MSC, no han tardado en reaccionar y han alejado, de momento, su posición estratégica en los muelles de Las Palmas. Maersk anunció el martes que cancela 21 buques que tenía previsto atracar hasta el próximo día 15, mientras que Mediterranean Shipping desviará a otros puertos (como el de Tenerife) siete portacontenedores. En total, veintiocho barcos dejarán de operar en La Luz en este mes, lo que supone una pérdida de negocio global y de más de 2.000 turnos laborales. La comunidad portuaria se despertó anteayer con la amenaza del empresario Javier Esquível de cerrar la terminal de Operaciones Portuarias Canarias, S.A. (OPCSA) si los trabajadores portuarios se mantienen en su postura «innegociable».
(Esquível involucrado en el caso de corrupción conocido como el "caso Megaturbinas" o "Concurso eólico" en relación con la explotación eólica del muelle de Arinaga) Fuentes empresariales matizaron que Esquível es una «persona con mucho carácter y los portuarios han terminado por colmarle la paciencia». Sin embargo, un portavoz oficial próximo a la terminal señaló no se puede cerrar por ser una instalación de servicio público y que todo fue fruto de un calentón del empresario, «Otra cosa es el deterioro que arriesga el negocio portuario de tránsitos». Las estibadoras no salen de su asombro y sin embargo, cuatro de las siete existentes respaldan los acuerdos salariales firmados a final de julio que prevén incrementos de hasta el 70% en las remuneraciones mensuales, según la patronal.