A la derecha de la foto, el Capitán Sterling Vorus celebrando la captura de una carpa Snapper
Los agentes de la Guardia Civil concluyeron ayer el registro del buque cazatesoros 'Odyssey Explorer', que permanecía anclado en el puerto de Algeciras desde el pasado martes en virtud de una orden del juzgado nº3 de La Línea de la Concepción que investiga el "supuesto" delito de expolio del patrimonio nacional.
El representante legal de la compañía norteamericana confirmó que el buque ya está listo para zarpar y que la intención es abandonar el puerto a lo largo de hoy, viernes o mañana sabado, aunque no pudo precisar el destino. Las labores de registro de la embarcación, que se han prolongado por espacio de casi un día, han concluido pasado el mediodía de ayer. La inspección se ha centrado principalmente en el robot situado en cubierta, y que fue con el que se extrajo el tesoro que reclama el Gobierno de España al considerar que pudiera proceder de un pecio español o haberse hallado en nuestras aguas territoriales. Los representantes legales de 'Odyssey Marine Exploration' señalaron que tras la investigación se ha precintado robot submarino ROV Hércules, una medida que a su juicio «carece de sentido» y que responde a la «presión mediática y la ansiedad que ésta ha generado». Asimismo, señalaron su intención de recurrir el auto judicial que pesa sobre el capitán del buque, Sterling Vorus, que pese a quedar en libertad sin cargos tras declarar por un supuesto delito de desobediencia a la autoridad, deberá comparecer cada quince días ante las autoridades españolas. Así, las fuentes insistieron en que reclamarán una medida «que se ajuste a términos más razonables». Aunque aún no han trascendido las conclusiones de la inspección, las asociaciones ecologistas ya avanzaron que el buque había ocultado toda huella en Gibraltar.