Anesco
Anesco responde a Navas que el cártel lo forman las autoridades portuarias. Si existe algún cártel en los puertos españoles “será el de las Autoridades Portuarias o de Puertos del Estado al establecer las condiciones y requisitos de licitación en los concursos públicos y de realización de los contratos”.
Esta es la contundente respuesta que el Comité Ejecutivo de Anesco, reunido ayer miércoles en Madrid, ha dado a las declaraciones efectuadas por Mariano Navas, presidente de Puertos del Estado, a El Vigía durante su comparecencia en la pasada Comisión de Fomento en el Congreso de los Diputados.
Navas indicaba que el sindicato mayoritario de la estiba Coordinadora y la asociación empresarial Anesco pretendían con la firma del IV Acuerdo Marco crear “un cártel” en los puertos y evitar así la libre competencia. Por ello, Xabier Vidal, presidente de Anesco, ha señalado a este periódico que “hablar de cártel cuando las Autoridades Portuarias tienen la exclusividad de las entradas en los puertos es llamativo”. Según Vidal, “en el Comité celebrado ayer, se aprobó por unanimidad los pasos seguidos hasta el momento y el camino realizado hasta ahora ha sido el correcto. Ahora toca esperar a la decisión del ministerio de Trabajo”. Los miembros del Comité de Anesco no comprenden la acusación de Mariano Navas al empresario portuario en relación a la supuesta “cartelización”, puesto que “esto no es posible en el sector de la estiba, ya que el acceso a las actividades portuarias es libre entre las empresas dedicadas a nuestra actividad y la licencia para operar en cada puerto la emite la autoridad portuaria hallándose, por tanto, garantizada la competencia entre las diferentes empresas que operan en los puertos”. Para desmontar las acusaciones de Navas, Anesco también señala que las únicas restricciones a poder realizar tareas en el sector son aquellas que las Administraciones establezcan de acuerdo con las Leyes vigentes y los respectivos pliegos de cláusulas de explotación que confeccionen para cada contrato de servicio público. “Esto es así porque el acceso a la actividad portuaria se realiza por concursos públicos, que tanto las autoridades portuarias como Puertos del Estado se encargan de realizar y controlar, y cuyas bases están reguladas de forma clara y concluyente en la Orden de 15 de abril de 1987”, afirmaron desde la patronal. La competencia de precios es otro de los factores utilizados por Anesco al indicar que “cualquiera que se asome con un mínimo de objetividad a nuestro sistema de precios, deducirá que es producto de una competencia clara entre empresas”.
Respuesta del Comité Ejecutivo de Anesco a la campaña de Puertos del Estado contra el IV Acuerdo de la Estiba.
1. Hay que recordar que quienes tienen la exclusiva capacidad de realizar el trabajo portuario, reconocida y otorgada por la Ley en el artículo 9 del RD Ley 2/86, así como en la base 11 de la Orden de 15 de Abril de 1987, son los trabajadores de la estiba, a los que, a cambio, se les exige el cumplimiento de determinadas condiciones de preparación, formación, ... que han conseguido reducir hasta límites mínimos la antigua siniestralidad existente anteriormente en el sector y dotar a las operativas de la estiba de una eficacia que, desde luego, reconoce nuestra clientela de una forma expresa. Quizás por este motivo, ninguna Administración ni ningún Gobierno ha cambiado esta exclusividad. Creemos, en definitiva, que el Sr. Navas debería aclarar sus opiniones.
2. Ha quedado suficiente aclarado de forma tajante la legitimidad de Anesco para representar al empresariado de la estiba, ya que el Estatuto de los Trabajadores permite que las asociaciones de empresarios y los sindicatos más representativos pacten condiciones laborales en el ámbito que estimen oportuno, siempre y cuando, y ésta es la exigencia de la Ley, ambas asociaciones, de empresarios y sindicatos, estén legitimadas para suscribir dichos pactos. Y la legitimidad que la Ley establece, en el caso de las asociaciones empresariales, es que cuenten con el 10% de los empresarios y que éstos den ocupación a la mayoría de los trabajadores afectados por el IV Acuerdo (...)
3. El flagrante incumplimiento de la legalidad vigente por Puertos del Estado. Recordar, y ésta es otra de las cuestiones que al Presidente de Puertos del Estado se le “olvida”, que la Ley 48/2003 imponía, e impone, la obligatoriedad de transformar las Sociedades de Estiba, de mayoría publica, en APIEs o asociaciones privadas de empresarios de los puertos, sin presencia alguna de autoridades públicas en su capital social. Asimismo, el Gobierno elaboró un Anteproyecto de Ley para sustituir la Ley 48/2003; en dicho Anteproyecto Mariano Navas, en negociaciones con Anesco y Coordinadora, reconoció nuestra representatividad, en reuniones públicas y por escrito, pero tal Anteproyecto no ha podido trocarse en Proyecto.