project.euEl proyecto IMPROVE, financiado con fondos de la Unión Europea, está desarrollando tres diseños de barcos de nueva generación para mantener en primera línea la competitividad de la construcción naval europea. A medida que se intensifica la competencia que plantea el Lejano Oriente, el único modo de sobrevivir para la industria de la construcción naval europea, que en su día fue la dominante, es aprovechar sus ventajas tecnológicas y ofrecer buques que tengan más valor añadido. Mediante la innovación de un diseño conceptual y unas técnicas de construcción avanzadas, en este proyecto se tratará de desarrollar conceptos para una producción muy especializada y de pequeñas series, para lo cual se tendrán en cuenta factores importantes como la estructura, la producción, las operaciones, el rendimiento y la seguridad desde la fase previa a la construcción de un buque. Las compañías quieren buques que no requieran ninguna reparación especial durante su vida útil, lo cual se conseguirá mejorando la calidad y el rendimiento.
Las metas de IMPROVE son reducir los costes de construcción entre el 8% y el 15% y los plazos de entrega entre un 10% y un 15%, así como lograr un descenso de entre un 5% y un 10% de los costes de mantenimiento estructural para los propietarios. El equipo del proyecto empleará métodos de diseño conceptual para desarrollar tres tipos de buques de próxima generación, a saber, buques gaseros, buques cisterna y ferrys de pasajeros. -La principal novedad del proyecto tendrá lugar en la fase de diseño conceptual. Gracias a los modelos matemáticos que estamos desarrollando en el seno de IMPROVE, las compañías constructoras europeas podrán ofrecer a sus clientes diseños genéricos y optimizados de buques. Los modelos matemáticos tendrán en cuenta factores como la capacidad, los costes de producción y mantenimiento, la disponibilidad, la seguridad, la fiabilidad y la solidez de la estructura de los buques en la fase inicial de diseño, las propuestas de proyectos serán mucho más precisas en lo que se refiere a precio. El equipo espera que los resultados del proyecto ayuden a la industria de la construcción naval europea a arañar parte de la cuota de mercado que ha perdido en beneficio de China y Corea, competidores que disponen de mano de obra más barata. Este proyecto, financiado mediante el Sexto Programa Marco (6PM) de la UE, cuenta con dieciocho socios, entre los que hay tres empresas navieras, cuatro universidades, tres astilleros, dos empresas de diseño de buques, tres empresas de ingeniería, dos empresas de software, una sociedad clasificadora y una asociación internacional de universidades. España no participa en este proyecto I+D directamente con ninguna empresa o universidad.