barrera anticontaminación
La Agencia Europea de Seguridad Marítima anunció ayer que enviará a las aguas de la Bahía de Algeciras, a petición de España, un buque especializado en la lucha contra la contaminación. La petición se debe a que la proa del carguero New Flame sigue hundido tras una colisión, el pasado 12 de agosto, y "hay un peligro significativo de que el barco se parta debido al reciente mal tiempo", señaló la agencia en un comunicado. El buque especializado acudirá a la Bahía para ayudar en caso de un derrame de combustible. El Mistra Bay es un buque cisterna que realiza operaciones de recogida de vertidos de hidrocarburos en aguas próximas al puerto maltés de La Valeta y puede almacenar hasta 1.805 tm en sus tanques.
Por su parte, ecologistas campogibraltareños denunciaron ayer en los juzgados de La Línea los vertidos procedentes del buque, unos vertidos que las autoridades españolas y gibraltareñas niegan que se hayan producido, sino que se trata de "pequeñas manchas oleosas resultantes de la mezcla de agua con aceite de los tanques de succión". El Gobierno de Gibraltar aseguró que la "pequeña cantidad de sustancias" encontradas ayer flotando al oeste del New Flame "no es fuel-oil" y señaló que los "expertos consideran" que no emanó del carguero panameño. En un comunicado, las autoridades gibraltareñas indicaron que los equipos preventivos anticontaminación eliminaron la rociadura con dispersantes. Desde Gibraltar indicaron además que las operaciones de extracción del combustible del buque han sido suspendidas por las condiciones atmosféricas adversas y "evitar el riesgo de incidentes contaminantes" y señaló que las labores serán reemprendidas "tan pronto como las condiciones mejoren". Mientras, el PA no descartó emprender acciones legales contra la Junta si se confirmaba un nuevo vertido de fuel. Por su parte el PP advirtió de que la consejera de Medio Ambiente, Fuensanta Coves, no puede permanecer en su cargo e IU destacó ayer la "gran irresponsabilidad" demostrada por la consejera.