New Flame operaciones
El buque anticontaminación 'Mistra Bay' llegó hoy al puerto de la Bahía de Algeciras después de lo previsto como protección a posibles efectos colaterales del accidente marítimo ocurrido el pasado mes de agosto entre el buque 'New Flame', embarrancado a 23 metros al suroeste de Punta Europa, y el petrolero 'Tom Gertrud', con el que colisionó.
El portavoz de Verdemar-Ecologistas en Acción, Antonio Muñoz, informó que el buque atracó en el dique norte del puerto de Algeciras alrededor de las 6.00 horas. En concreto, aseguró que una vez que el barco partió desde su base en Malta "tuvo que hacer una maniobra de fondeo en aguas del Mediterráneo por el fuerte temporal de viento que ha azotado la mar durante los últimos días". Muñoz, que ya criticó que este buque era una "chatarra de los años 80 que no pasa revisiones desde el año 2003", pidió al Ministerio de Fomento que explique "cuánto dinero le ha costado traer a Algeciras este barco y cuáles han sido las condiciones políticas y medioambientales que le ha llevado a decidirse por este buque". En este sentido, el ecologista manifestó que este barco anticontaminación fue una "gasolinera flotante en Gibraltar en el año 2000". Para Muñoz, es irónico que el buque "que va a salvar una catástrofe medioambiental ya haya sido denunciado". "Este buque supone un nuevo riesgo", sentenció. Además, Muñoz recordó que después de lo sucedido con el 'Prestige' la Unión Europea estableció tres puntos de seguridad marítima y contrató tres barcos anticontaminación ('Llle-de-Bréhae', 'Galp Marine' y 'Mistra Bay'). En este sentido, indicó que el buque más indicado para este caso hubiera sido el 'Galp Marine', que, además de tener su base en Portugal, "es más moderno y tiene capacidad para almacenar 3.000 metros cúbicos de hidrocarburo". En cuanto a las labores de extracción de fuel, Ecologistas en Acción advirtió de que, en estos momentos, hay dos remolcadores, el 'Megas Alexandros' y el 'Fotiy Krylov', trabajando en la rotura del 'New Flame', que ya presenta una curva de rotura superior a la del 15 por ciento. Esta medida tiene como finalidad reflotar la popa del chatarrero hasta el puerto y una vez allí extraerle todo el combustible acumulado. No obstante, Muñoz criticó que el 'New Flame' lleva en sus bodegas "más fuel de la cuenta" y, a su juicio, este buque, cuyo destino, Turquía, "es bastante sospechoso, también podría llevar una gran cantidad de chatarra en su interior para dejarla en la India". Por último, el ecologista lamentó que este chatarrero sigue vertiendo fuel al mar, "a pesar de que el Gobierno niegue que las manchas detectadas en las costas de Algeciras sean del 'New Flame'", al tiempo que explicó que "la alta temperatura del agua hace que el conbustible se solidifique haciéndolo menos visible".