Don Inda
Ayer el contramaestre y un marinero del buque de Salvamento Marítimo 'Don Inda' resultaron heridos durante las labores de rescate del pecio del 'Nuevo Pepita Aurora', hundido desde el 6 de septiembre a una profundidad de más de 130 metros frente a Punta Camarinar, en Tarifa. Según han informado fuentes de la Subdelegación del Gobierno, el accidente tuvo lugar sobre las 18.00 horas de ayer domingo, cuando durante una maniobra ambos tripulantes recibieron un "latigazo" por la rotura uno de los cabos del barco. El marinero tras el golpe cayó al agua y tuvo que ser rescatado por la salvamar 'Alkaid', sufriendo diversos traumatismos, aunque fue dado de alta horas después. Por su parte, el contramaestre se rompió la tibia y el peroné, por lo que fue trasladado al hospital Puerta del Mar de Cádiz, donde fue operado. Las labores de rescate del pecio continúan 12 días después de su naufragio. El operativo de Salvamento Marítimo está compuesto por un avión, que sigue rastreando en busca de los marineros desaparecidos, las salvamares 'Dhube', 'Alkaid, 'Sertosa 18' y el buque 'Don Inda', el buque insignia de la flota de Salvamento Marítimo en el Atlántico y el Cantábrico (que se encuentra desde agosto en las costas del Estrecho de Gibraltar, al ser movilizado para colaborar en las labores de vigilancia del New Flame , el chatarrero que permanece encallado en aguas gibraltareñas, cerca de Europa Point, el punto más meridional de Gibraltar). Según fuentes de Salvamento Marítimo de Tarifa, que coordina el operativo, a estos efectivos se ha unido al buque noruego 'Siem Danis' contratado por el organismo estatal, que llegó ayer por la tarde a la zona. Por otro lado, los pescadores de Barbate volvieron anoche a faenar después de que tras el naufragio del 'Nuevo Pepita Aurora' abandonaran sus labores para colaborar en la búsqueda de sus cinco compañeros desaparecidos. El patrón mayor de la Cofradía barbateña, Antonio Varo, explicó que los 40 barcos de la flota barbateña llegarán a lo largo de la mañana a los puertos de Cádiz, El Puerto de Santa María y Barbate tras salir anoche con el "ánimo por los suelos y partido, porque la vida tiene que continuar pero les hubiera gustado salir de nuevo a la mar con los cuerpos de sus compañeros en tierra y junto a sus familiares". Los pescadores, según Varo, van a solicitar "que adelanten ya las ayudas que les corresponden a las familias afectadas por la tragedia". Miles de barbateños se manifestaron el pasado sábado por las calles del municipio pidiendo el rescate urgente del pecio hundido. El pesquero de cerco 'Nuevo Pepita Aurora', con base en Barbate, se hundió a unas 14 millas de la costa de Barbate cuando regresaba de faenar de Larache (Marruecos) y de sus 16 tripulantes, ocho pudieron ser rescatados con vida, otros tres fallecieron y los cinco restantes permanecen desaparecidos.
Don Inda
El buque de Salvamento y Rescate de la Armada Española «Neptuno» cuenta con un complejo hiperbárico de saturación móvil dotado con una campana de inmersión y cámara para descompresiones en superficie, requisitos que expertos en la materia consideran «imprescindibles» para que «buzos profesionales» puedan realizar una inmersión de gran profundidad, que les permitiría operar a cotas «incluso superiores a los 130 metros», donde se encuentra sumergido el «Nuevo Pepita Aurora». Expertos en Medicina Subacuática consultados puntualizaron que la «compleja» labor que tendrían que realizar para el salvamento del pecio requiere de un personal «con gran preparación, experimentado en operaciones de esta índole» y con una «cualificación y titulación específica para bucear a más de cien metros y respirar mezcla». El pecio se encuentra a 134 metros de profundidad y «existen precedentes de buceadores españoles de empresas civiles que, con tecnología extranjera, han trabajado en plataformas de Túnez o Libia a 190 metros de la superficie».