Puerto de Algeciras
El Comité de Empresa de Sestibalsa aprobó ayer por unanimidad un acuerdo en torno a la implantación de la tercera terminal de contenedores.
El acuerdo es una extensa declaración de intenciones que enfatiza la importancia de la paz laboral como motor de desarrollo. La nueva terminal de la Isla Verde ocupa el centro del acuerdo y muestra el apoyo “decidido” del Comité de Empresa, éste se compromete a respaldar la adopción por la empresa adjudicataria del concurso de equipos de manipulación de contenedores con la incorporación de nuevas tecnologías que permitan la automatización, optimicen las capacidades de la terminal e incrementen la competitividad de la misma, siempre que esto no suponga disminución de empleo en el conjunto de Sestibalsa y que vaya acompañado de las correspondientes medidas de formación de los trabajadores”. Asimismo, apuestan por el “compromiso firme por desarrollar, de mutuo acuerdo con la empresa que resulte adjudicataria del concurso de Isla Verde Exterior de todo lo contenido en el IV Acuerdo para la Regulación de las Relaciones Laborales en el Sector Portuario y en el Convenio de Algeciras que permitan garantizar, dentro de un entorno seguro, una paz laboral duradera y las máximas cotas de competitividad de la nueva terminal”. El largo periodo de paz laboral que ha existido y existe en el Puerto Bahía de Algeciras ha sido uno de los elementos esenciales del importante desarrollo que ha experimentado este puerto durante las últimas décadas, llegando a alcanzar el primer puesto del sistema portuario español, el quinto de Europa y TOP a nivel mundial. De esta manera valora el Comité la importancia de la estabilidad y paz en el desarrollo del trabajo. La actitud del Comité de Empresa de Sestibalsa, siempre ha sido y seguirá siendo de negociación permanente con las empresas, como lo demuestra el hecho de que en la actual negociación del Convenio Colectivo Local en ningún momento ha existido ningún tipo de conflicto. Las escasas ocasiones en que la paz laboral se vio alterada en el pasado fue por motivos externos a este puerto”, manifiestan. De este modo, “gracias a esa paz laboral y a la entrega y profesionalidad de los trabajadores de la estiba, se han podido satisfacer plenamente las necesidades de las distintas compañías de contenedores que han operado y operan en Algeciras, con un crecimiento ininterrumpido durante 32 años de los volúmenes manipulados, llegando a alcanzar las máximas cotas de productividad de las terminales de contenedores de toda Europa”. Como prueba de lo anterior “se podría citar el récord histórico de movimientos alcanzado en la terminal el pasado mes de agosto, a pesar de ser un mes de vacaciones, a pesar de encontrarse fuera de servicio tres grúas portainers y a pesar de estar trabajando la terminal a unos niveles próximos a su límite de capacidad", destaca el Comité, para quien este crecimiento de la actividad portuaria ha sido una fuente importante de empleo en la comarca y ha reportado importantes beneficios a las empresas del sector, influyendo también de forma decisiva en el desarrollo del Campo de Gibraltar y en la mejora de la economía andaluza”. El Comité entiende que la competencia en el sector portuario en España, en Europa y en el resto del mundo, “se hace cada vez más intensa, impulsada por la globalización de los mercados y por las políticas liberalizadoras. Puertos como el de Algeciras en los que, debido a su posición geográfica, los tráficos de trasbordo (hub) son un componente muy importante de su actividad, resultan especialmente sensibles a esta competencia. Por otro lado, en los últimos años han surgido en nuestro entorno nuevos proyectos portuarios que intentan disputar a Algeciras el espacio que hasta ahora ha venido ocupando”.
Conscientes de toda esta “realidad”, el Comité de Empresa de Sestibalsa alcanzó ayer el acuerdo unánime de todos su componentes para los compromisos anteriores.