IV Acuerdo Marco
Lo advirtió Mariano Navas el Presidente del Ente Público Puertos del Estado en El Vigía en la entrevista que les concedió el pasado 5 de marzo: “Puertos del Estado, que debe velar por la legalidad de los acuerdos, observa que las actividades complementarias no entran en el servicio de la estiba, no se contempla la exclusividad. No estamos en contra de que lo hagan, si así lo pactan, pero no pueden evitar o negar que una empresa no estibadora haga recepción y entrega porque está legitimada para eso (...) Ya veremos si el ministerio de Trabajo da luz verde al acuerdo o si Defensa de la Competencia acepta este tipo de condiciones que aumentan la exclusividad en temas donde no la tienen”, sentenció, dando a entender que el organismo que preside recurriría el IV Acuerdo Marco de la Estiba si, como efectivamente sucede, recogía esto. El ministerio de Trabajo ha confirmado a El Vigía que se han presentado en los últimos días varias impugnaciones contra este acuerdo ante la Dirección General de Trabajo, sin embargo, Puertos del Estado mantenía la semana pasada un mutismo absoluto al respecto y sólo indicaban que “por el momento no hay nada que decir, no confirmamos ni desmentimos”.
Por su parte, Ernesto Gómez, Secretario de Acción Sindical del Mar de CC.OO, confirma que su sindicato sí ha presentado un recurso ante la Dirección General de Trabajo, pues “las partes que lo firmaron carecían de capacidad para sellar un acuerdo de este tipo”, matiza. Desde el sindicato se opina que es un acuerdo “extra-estatutario que carece de los requisitos necesarios y no puede obligarse a cumplir”.
Respecto al recurso de Puertos del Estado, el representante de CC.OO señala que “éste organismo no tiene legitimidad para presentar un recurso. Quienes tienen capacidad son las sociedades de estiba y sus representes. Dentro de las sociedades de estiba también están integradas las Autoridades Portuarias de cada puerto, pero Puertos del Estado no pinta nada”.
Por otro lado, Francisco Rivas, Secretario General del sector Puertos de UGT, sostiene por su parte que “ha sido una negociación ficticia y no ha existido un diálogo real entre trabajadores y patronal, sólo entre Anesco y Coordinadora”. El Acuerdo adolece de legitimidad en varias cuestiones. Así, "Anesco no tiene una representatividad en el conjunto de empresas del sector y la mayoría de puntos acordados entre estas dos partes son regresivos para el conjunto de trabajadores, entre otras cuestiones”.
Para UGT, Coordinadora ha utilizado el vacío legislativo que hay alrededor de la Ley 48/2003 para crear un monopolio en la estiba. “Es mentira que tengamos vinculación con Puertos del Estado. Es cierto que en los próximos acuerdos laborales de Autoridades Portuarias que firmaremos, en conjunto, no hay conflictividad, pero porque es un sector mucho más estable”, asegura.
Desde UGT se recuerda que, en su día, este sindicato ya impugnó este acuerdo por considerarlo “lesivo para los intereses de los trabajadores en materias como el Grupo A, la doble escala salarial o jornadas de 12 horas obligatorias, lo que trae consecuencias que debilitan a los trabajadores portuarios españoles”.
En aspectos muy similares se pronuncia CCOO, sobre todo en la doble escala salarial del artículo 6.9.3 del acuerdo.
Coordinadora
Parece que el sector de la estiba no puede concederse un tiempo de tranquilidad y respiro. La consecución del IV Acuerdo Marco que firmaron Coordinadora de Trabajadores del Mar, el sindicato estibador con mayor representación en los puertos españoles, y la patronal ANESCO parecía que iba a otorgar una estabilidad ansiada por todas las partes desde hace años. En los últimos años, con el debate de la Directiva Europea y la huelga convocada por Coordinadora en todos los puertos españoles, el IV Acuerdo Marco se presentaba como una ruptura con estos tiempos de conflicto. Incluso el mismo secretario general de Coordinadora afirmaba hace unos meses que “este acuerdo proporcionará a los estibadores y a las empresas que los contratan una estabilidad que veníamos demandando hace años”. En ese sentido, y en declaraciones a Valencia Marítima, Antolín Goya ha querido seguir manteniendo este optimismo, y afirmó el pasado viernes que “el IV Acuerdo Marco sigue siendo válido y legítimo tanto para no-sotros como para la patronal”.
A pesar de todo, la impugnación del IV Acuerdo Marco por parte de Puertos del Estado, aunque esperada, no ha dejado indiferente a nadie. Varias fuentes del sindicato como de la patronal afirman que, a pesar de la impugnación, “no se retrasa la puesta en marcha del IV Acuerdo Marco, que tiene que entrar en vigencia este mismo mes”.
En ese sentido, Antolín Goya afirmaba que “si al final la Justicia ordena que hay que modificar algunos artículos que ya se han firmado, se hará pero eso no quiere decir que lo que se ha acordado no sea válido”.
Patxi González, representante de Coordinadora del Mar para la Zona Norte, “no nos parece que los recursos que puedan presentarse contra el IV Acuerdo Marco se apoyen en ningún fundamento válido. Tanto desde Puertos del Estado, como desde CC.OO y UGT se aduce que Coordinadora y Anesco no contamos con una representatividad suficiente a nivel nacional como para firmar un documento así. Sin embargo, tenemos la representatividad en el sector que en nuestro caso es del 80% de los trabajadores”. González no cree que haya que pertenecer a una de las dos grandes centrales sindicales estatales para poder firmar un Acuerdo Marco. Además, continúa el representante de Coordinadora, “creemos que tanto UGT y CC.OO están siendo utilizadas por otros organismos, en concreto por Puertos de Estado. Esto supone una maniobra ordenada desde este organismo a CC.OO y a UGT que están presionadas ante las negociaciones que están llevando acabo en la firma de acuerdos laborales en Autoridades Portuarias, de intentar desmantelar el IV Acuerdo Marco”. “Estamos tranquilos porque el IV Acuerdo Marco se miró con lupa para que no hubiese ninguna grieta legal”, concluye.
La verdadera razón de este recurso es la rotunda negativa de Puertos del Estado de ceder las labores complementarias de la estiba, que representan entre el 30 o 40% de las actividades en los puertos.