Balèaria
Baleària, la naviera con sede en Dénia crece imparable y pretende convertirse en el referente del tráfico marítimo de pasajeros en la península, con el permiso de Acciona-Trasmediterránea. Para ello, la compañía de la Marina Alta ha formalizado ayer la compra del 100% de las acciones de la empresa Buquebús España y ha tomado su control efectivo, tras la autorización por parte del Consejo de Ministros. El objetivo es reforzar su expansión en el Estrecho, en la línea marítima entre Algeciras y Ceuta. El desembolso económico para la operación supera los 40 millones de euros. Adolfo Utor, presidente del grupo Baleària, reconoció ayer que “el precio fijado es siete veces superior al valor Ebitda (Earnings Before Interests, Tax, Depreciation and Amortization) de Buquebús, que sólo se sitúa en los 6 millones de euros”. Por lo que el coste final de la compraventa se situaría entre 40 y 42 millones de euros. La compra supondrá para la naviera alicantina aunar la experiencia e implantación que Buquebús tiene en la línea entre la península y Ceuta, con la solidez y dimensión financieras y operativas que aporta Baleària, para hacer así frente a las fuertes inversiones futuras. La complementariedad de ambas organizaciones, tanto desde una perspectiva operativa como territorial, reforzará el conjunto resultante de la concentración a través de mejores elementos tecnológicos, equipos humanos y líneas operativas. Por otro lado, hace unos días, Baleària adelantó que los puestos de trabajo de los empleados de la naviera Buquebús España no peligran ya que serán absorbidos todos los trabajadores cuando se llevara a cabo la toma de control de Buquebús.
A este respecto, desde la compañía dianense se aseguró que el cambio se produciría únicamente "en la titulación de las acciones pero no en la estructura de la naviera que seguirá manteniéndose como hasta ahora". Baleària, controlada por Utor, con el 57,5% del capital social, y participada por el grupo Matutes, con el 42,5%, facturó en 2006 casi 150 millones de euros.