escáner del puerto de Algeciras
La Comisión Europea manifestó su preocupación por un proyecto de ley antiterrorista estadounidense, que obligaría a escanear todos los contenedores extranjeros antes de ser embarcados en los portacontenedores con destino a Estados Unidos. "Estoy extremadamente preocupado por la posible adopción de una ley estadounidense que obligaría a escanear el 100% de los contenedores colocados en portacontenedores con destino a EEUU", afirmó el comisario de Fiscalidad y Unión Aduanera, Laszlo Kovacs. "Los expertos de ambos lados del Atlántico han llegado a la conclusión de que esta medida no tenía un auténtico interés para la mejora de la seguridad, y que por el contrario perturbaría el comercio e implicaría grandes costos de tiempo y dinero para las empresas europeas y estadounidenses", dijo el comisario. Kovacs propone "proceder a un análisis de riesgo para seleccionar los contenedores que deben ser verificados antes de salir de la UE hacia Estados Unidos". El proyecto de ley estadounidense significaría "una gran reestructuración de los puertos de la UE y ejercería una presión financiera muy fuerte sobre las empresas de la UE y los contribuyentes", añadió el comisario europeo.
La norma estadounidense, llamada "HR1", se aplicaría en un plazo inferior a cinco años y de forma unilateral, por lo que no habría ningún tipo de cooperación entre las empresas europeas y las estadounidenses. Las empresas afirman que de salir adelante la ley debería producirse una reestructuración de los puertos de carga europeos y una revisión al alza de los impuestos sobre las mercancías. Según la CE, esta posible nueva medida haría que las compañías europeas no pudieran competir en igualdad de condiciones con las estadounidenses.