Assilah, norte de Marruecos a 40 Km de Tanger
El enlace fijo entre Europa y Africa por el Estrecho de Gibraltar será realidad antes de 2025 si se cumple la voluntad de los Gobiernos de Marruecos y España.
El ministro de Exteriores, Miguel Angel Moratinos, anunció hoy que hay compromiso político para construirlo. El ministro español aprovechó el foro euroafricano que comenzó en la ciudad marroquí de ASSILAH para anunciar que Rabat y Madrid pretenden presentar conjuntamente este proyecto en diciembre próximo durante la Cumbre UE-Africa de Lisboa. Moratinos lo dijo mientras inauguraba este encuentro entre representantes políticos europeos y africanos, antes quienes defendió un 'partenariado estratégico' entre la Unión Europea y Africa que ponga en pie de igualdad las relaciones mutuas. Moratinos dijo que los gobiernos de Marruecos y España presentarán el proyecto correspondiente a esa gran infraestructura de comunicaciones entre los dos continentes durante la Cumbre UE-Africa, que se celebrará en diciembre en la capital portuguesa. Insistió en que 'políticamente existe el compromiso de ir juntos para que europeos y africanos estén unidos' mediante esa obra entre ambos continentes. 'Marruecos y España somos los dos países enlace, los dos eslabones necesarios para acercar a dos continentes', explicó a Efe el ministro Moratinos antes de intervenir en la inauguración del Foro Europa-Africa de Arcila. Moratinos dijo ante los participantes en el foro que España pretende trabajar con los países africanos mediante la adopción de 'una nueva mirada de respeto y corresponsabilidad' hacia el continente africano y destacó el esfuerzo hecho por el Gobierno español en los últimos años. El ministro dijo que 'Africa era el continente olvidado por la Unión Europea y España, cuando introdujo las cuestiones de inmigración, logró incluir el estudio de una estrategia global para Africa por parte de la Unión Europea'. Agregó que los países de la Unión Europea 'quieren iniciar un diálogo con el continente africano y sobre todo un programa de actuación que lleve a cabo políticas de carácter estratégico, ya sea en el campo de seguridad, de la inmigración, en el campo energético, del cambio climático o de la salud'. Aseguró que en esos ámbitos hay 'responsabilidades que tenemos que compartir'. Este encuentro de ASSILAH cuenta con el patrocinio del ministro de Exteriores marroquí, Mohamed Benaissa, quien dijo a Efe que los países africanos 'no pueden quedarse con las manos caídas y decir que son las víctimas'. Explicó que la 'balcanización' de los Estados africanos por razones tribales y el problema del buen gobierno -'hay un tipo de países que no dan oportunidades para que la sociedad civil se desarrolle', añadió- son asuntos que hay que resolver para que Africa salga de su retraso, pero admitió que 'no hay una solución mágica'. Las soluciones, según dijo el ex secretario general de la ONU, Annan, pasan más bien por acciones concretas, que sirvan para conseguir 'el cambio radical con respecto al pasado para acabar con el ciclo de la pobreza en Africa'. Annan se centró especialmente en los problemas que causa a los africanos su retraso agrícola y afirmó: 'para alcanzar los ambiciosos objetivos de reducir la pobreza y el hambre en los que están comprometidos Europa y Africa tenemos que aumentar radicalmente la productividad y la seguridad alimentaria'. Añadió que 'la mejora sostenida de la agricultura de los pequeños agricultores y empresarios es absolutamente esencial para alcanzar el progreso económico a largo plazo en nuestro continente'. El foro de ASSILAH -acontecimiento cultural que se celebra desde 1978 y es el más relevante de esta ciudad que perteneció al Protectorado español- cuenta este año con la participación de 30 ministros africanos, con representantes de siete países europeos y tiene programados coloquios, conciertos y exposiciones. Los 'desafíos' y las 'obligaciones' de europeos y africanos son esta vez los asuntos alrededor de los cuales giran los debates de este año en el foro de ASSILAH, cuyos promotores pretenden además que analice el estado de los compromisos mutuos y el estado del diálogo entre civilizaciones. El ministro marroquí de Asuntos Exteriores, Mohamed Benaissa, leyó el Mensaje Real dirigido por Su Majestad el Rey Mohammed VI a los participantes en el coloquio 'Africa-Europa: retos y compromisos comunes', en el que consideró que la cumbre UE-Africa constituirá "una buena ocasión para establecer los mecanismos prácticos que activen la cooperación entre los dos continentes". ASISTENCIA DE MANUEL CHAVES Mientras, el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, acompañado de su consejero de la Presidencia, Gaspar Zarrías, asistió al acto inaugural de la XXXIX edición del Moussem Cultural Internacional de la ciudad de Assilah. En el acto inaugural también participaron el ministro de Cultura de Marruecos, Mohamed Achari; el ex secretario general de la ONU, Kofi Annan; y el ex presidente del Parlamento Europeo, Josep Borrell, entre otras personalidades. Tras este acto, el presidente andaluz asistió a la inauguración de las distintas exposiciones artísticas que se organizan en el marco del Moussem, y a la cena de gala que se celebró en el Palacio de la Cultura. Así, Chaves intervendrá en la jornada de hoy en un seminario sobre las relaciones entre Africa y Europa. El presidente de la Junta finalizará su viaje de dos días a Marruecos asistiendo a la inauguración oficial de la Plaza Mohammed V de Assilah. La construcción de esta plaza, que ha sido financiada por la Junta de Andalucía con 1,1 millones de euros, surge de la intersección de tres zonas urbanas: el ensanche de mediados del siglo XX, la extensión de la ciudad antigua y las conexiones a la nueva carretera de Rabat.