Aveamar Dos Buquebús
El Tribunal de Defensa de la Competencia ha dado el visto bueno a la compra de Buquebús por parte de Gestión Naviera, matriz del grupo Baleària, al considerar que la toma de control no generará problemas para la competencia.
El Tribunal de Defensa de la Competencia ha elaborado un informe que será después entregado al Gobierno, quien tendrá otro mes de plazo para pronunciarse definitivamente. La decisión final sobre la operación se adoptará en Consejo de Ministros. El Tribunal considera en su informe que, en el caso de que ambas navieras se fusionaran su cuota de mercado no sobrepasaría el 50%, con lo que no peligraría la competencia, además, recuerda que Acciona-Trasmediterránea, única competidora de las dos navieras, cuenta con una cuota cercana al 65%. En este sentido, el Tribunal estima que esta situación se debe en parte a la adquisición de Euroferrys por parte de Acciona hace apenas un año. Según el informe, en caso de que la competencia corriera peligro en esta línea marítima, se debería a la situación preponderante en la que se encuentra Acciona. El Tribunal asegura que en el caso de que la toma de control se materializase "su posición apenas se reforzaría", pues su cuota de mercado ni siquiera se vería aumentada en diez puntos, tanto en lo que respecta al transporte marítimo de carga como en el de pasajeros. Con la adquisición de Buquebús, Baleària prevé transportar más de un millón de pasajeros anuales en el Estrecho y "reforzar" su posición entre las navieras europeas. Asimismo, estima que la compra "consolidará" la presencia de la compañía en el mercado de las comunicaciones marítimas en el Estrecho. La adquisición permitirá a Baleària situarse como "segundo operador" en el tráfico Algeciras-Ceuta y supondrá un "fortalecimiento" de su oferta, que a su vez reforzará la competencia en esta línea. Esto "debe facilitar la autorización de las autoridades de la Competencia", aseguró la compañía.