Fotiy Krylov
El remolcador Fotiy Krylov, uno de los mayores remolcadores del mundo con equipamiento especializado para el reflotamiento del New Flame, llegará hoy sobre las 10.00 horas A.M. al muelle North Mole del puerto de Gibraltar, dos días después de lo previsto inicialmente, tal y como confirmaron ayer fuentes del gobierno gibraltareño.
Según las mismas fuentes, el retraso en la llegada del remolcador con bandera Chipriota del grupo Tsavliris se debió al mal tiempo que ha tenido lugar en los últimos días en el Golfo de Vizcaya, lugar por el que tuvo que pasar el barco antes de su llegada a Gibraltar, una circunstancia que ha hecho por momentos imposible su navegación. El reflotamiento del New Flame es la segunda fase programada de las operaciones de salvamento que se están llevando a cabo sobre el buque después de que el pasado sábado 11 de agosto colisionara con el petrolero Torm Gertrud en la zona de Punta Europa. Las labores del Fotiy Krylov se verán complementadas en los próximos días con la llegada de un nuevo remolcador. Es por esta razón que las autoridades gibraltareñas restaron importancia al retraso en la llegada del primer remolcador, al no haber concluido aún las las labores de extracción del combustible del New Flame, para la que están contando con la ayuda de la gabarra Humber Down, el cual conectó los motores del buque para facilitar el trasvase de combustible entre las dos embarcaciones. Por otro lado, la extracción de las 750 toneladas de fuel del carguero con bandera panameña siguió adelante durante toda la jornada de ayer a un ritmo ininterrumpido, pese a que soplaba viento de Levante. Se espera que las labores culminen hoy para dar paso a la siguente fase, la de reflotamiento. La participación de los dos remolcadores se produce después de que días atrás se confirmase la no utilización de los medios de salvamento españoles en la extracción del combustible, al haber contratado para este fin el armador del barco a la empresa especializada Tsavliris. Ésta, a su vez, subcontrató a la compañía holandesa Wijsmuller, que participó el pasado mes de enero en las tareas de rescate del Sierra Nava. El petrolero siniestrado Torm Gertud permanece, por su parte, en el puerto algecireño sin que hasta el momento las autoridades españolas hayan tomado ninguna decisión sobre las condiciones de descarga.