Baleària
La naviera Baleària ha presentado un recurso contencioso administrativo en la sala correspondiente de la Audiencia Nacional ante la adjudicación a Acciona Trasmediterránea del servicio de interés público de líneas de transporte marítimo para las ciudades de Melilla y Ceuta. Según ha podido saber El Faro de Ceuta y Melilla, el recurso se ha interpuesto cumpliendo los plazos establecidos para ello, casi un año después de que se llevase a cabo la adjudicación y tras haber recopilado la documentación necesaria. La compañía Baleària considera, según ha podido saber El Faro, que su propuesta ofrecía un servicio con mayor frecuencia, más adaptado a las necesidades y un coste menor tanto para el pasajero como para la Administración. Fuentes consultadas por El Faro estiman que lo que pesó en la adjudicación a la otra naviera que concurría para hacerse con la concesión, Acciona, fue el gran potencial económico de esta compañía, además de su experiencia, factores que no deberían condicionar la decisión de la Administración en la medida en la que lo hicieron, sostienen estas fuentes. Incluso el pliego de condiciones, según han valorado a El Faro, “se ajustaba mucho al dibujo de la flota de Acciona y a su modus operandi”, a pesar de que estudios realizados por Baleària apuntaban a una opinión de la población melillense contraria a los horarios establecidos en el pliego y desarrollados ya por la compañía adjudicataria. De obtener un fallo favorable, el resultado sería “pírrico”, por el alto coste del proceso y porque incluso el dictamen judicial podría producirse una vez que se haya terminado la concesión. No obstante Baleària pretende obtener “un reconocimiento” ante la opinión pública de que la oferta que presentó era la adecuada y de que no se han defraudado las expectativas que se crearon con una “oferta sólida”. Fuentes del sector del transporte marítimo de pasajeros han opinado que si hubiese sido Baleària la empresa que se hubiese hecho con el contrato, habría menos problemas que los que se dan con Acciona, como demuestra el hecho de que Baleària sea la compañía líder en Baleares a pesar de no contar con ayuda pública. El Consejo de Ministros daba el 17 de mazo de 2006 autorización al Ministerio de Fomento de sacar a concurso el contrato de las líneas marítimas de interés público entre Melilla-Almería, Melilla-Málaga y Ceuta-Algeciras, con un importe máximo de 47,9 millones de Euros. Ya el 11 de abril, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicaba la resolución del Ministerio por la que se convocaba la contratación del servicio y se fijaba el tope para presentar ofertas en el 22 de mayo de 2006, así como la apertura de plicas en el 23 de junio. El 20 de junio el propio BOE publicaba un anuncio por el que se retrasaba la apertura de ofertas desde el 23 de junio al 10 de julio. Esta fecha volvió a ser modificada al 17 de julio, pero ese día tampoco se llegaron a abrir las ofertas, con lo que se acumulaba ya el tercer retraso, en medio de un hermetismo total por parte de la Dirección General de la Marina Mercante. Finalmente, el 11 de agosto de 2006 se daba a conocer que el día 8 del mismo mes la ministra de Fomento había firmado del acuerdo de adjudicación del servicio a Acciona, por un importe de 41,6 millones de euros, para los siguientes cinco años desde el 1 de octubre del 2006. El Faro Ceuta y Melilla