Menavaa 1 hundido en el puerto de Algeciras
El Tribunal Supremo ha confirmado una sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Cádiz por la que se condenó a penas de tres años y nueve meses de prisión a los nueve tripulantes del pesquero Menavaa 1 que fue rescatado a tres millas de la costa de Marruecos cuando transportaba a 141 inmigrantes de origen hindú, al considerarles autores de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.
La sentencia, dictada por la Sala de lo Penal, critica al Ministerio Fiscal por reflejar en sus conclusiones provisionales que los inmigrantes viajaban 'en unas condiciones deplorables, mal alimentados y sin ningún tipo de medida higiénica', lo que hubiera motivado una petición de ocho años de prisión, y sin embargo, reclamar una pena de dos años al alcanzar una conformidad 'irregularmente obtenida' con las defensas personadas en el procedimiento. Así lo acredita, según la sentencia, 'el hecho insólito que se recoge en el acta del juicio oral en la que se refleja que, al hacer uso del derecho a la última palabra, (los acusados) se declararon inocentes', razón por la cual el tribunal entiende que no pudo producirse la conformidad. En su resolución, el alto tribunal sostiene que la Fiscalía presentó 'una conformidad elaborada, gestada y realizada a espaldas de los únicos que pueden disponer de su derecho a la celebración del juicio', en referencia a los acusados, y que para justificar la presentación de la pena de dos años borró 'de un plumazo' el párrafo en el que se relataba 'la insostenible e inhumana situación' de sus 141 tripulantes. 'Si el Ministerio Fiscal, olvidando su papel y su responsabilidad, estimaba que las circunstancias no eran exactamente las que describía o relataba en su escrito inicial, debió explicar las razones del cambio', apunta la sentencia, que concluye que 'no se ha cumplido ni uno solo de los trámites y cautelas que el legislador ha introducido para que pueda tener efecto la conformidad'. No obstante, el Supremo rechaza el recurso de casación que por este motivo presentó uno de los condenados, quien alegó la vulneración del principio acusatorio por ser impuesta una pena superior a la solicitada por el fiscal. El tribunal considera que las condenas definitivas 'están perfectamente ajustadas a los límites legales', aunque añade que 'se mueven en espacios muy inferiores a la que legalmente correspondería'. De la misma manera, rechaza el resto de motivos de casación planteados por los recurrentes, entre los que se encontraba la consideración de que el barco, 'Menavaa 1', fuera detenido de forma ilegal por encontrarse en aguas territoriales de Marruecos y no en España. La sentencia considera 'indiferente' esta circunstancia y hace suya la argumentación planteada por la Fiscalía, al señalar que el rescate por parte de la Guardia Civil estaba justificado porque el barco navegaba sin bandera y sus tripulantes se encontraban en situación de necesidad.