Corales gaditanos (Foto: Consejería de Medio Ambiente)
Un equipo de técnicos de Litoral y Medio Marino de la Consejería de Medio Ambiente andaluza ha confirmado la presencia de una importante población de coral anaranjado (Astroides calycularis) en los fondos marinos del litoral de la ciudad de Cádiz, de la que hasta ahora sólo se tenían indicios a través de ejemplares conservados en museos. El hallazgo se ha producido durante las operaciones de inventariado y cartografiado que está llevando a cabo esta oficina en las costas de Cádiz, para obtener información del estado de conservación de las especies de invertebrados marinos más amenazados. Tras varias inspecciones, los científicos determinaron que la población, compuesta por numerosas colonias, se encuentra en un magnífico estado de conservación. De las siete especies incluidas en los Catálogos Nacional y Andaluz de Especies Amenazadas presentes en Andalucía, Cádiz cuenta con cinco. De ellas, el coral anaranjado incluido en la categoría de ‘vulnerable’ es la mejor representada en el litoral gaditano ya que ocupa casi la cuarta parte del mismo. Para garantizar la conservación de esta especie, Medio Ambiente ha iniciado una línea de trabajo encaminada a profundizar en el conocimiento del estado actual de sus poblaciones como paso previo a medidas que permitan la correcta gestión de este coral. Entre estas tareas está el cartografiado de Astroides calycularis en cada una de las localidades donde se encontró, un trabajo con el que se ha podido apreciar que en la mayor parte de las zonas la cobertura es mayor a medida que aumenta la profundidad, obteniendo valores entre el 80 y 85%. El coral anaranjado es una especie madreporaria, cuyos pólipos presentan un llamativo color naranja y un esqueleto de color blanco. Habitualmente vive en zonas umbrías, a menudo cubriendo grandes superficies de roca, entre la superficie y los 40 metros de profundidad, tanto en sustratos rocosos verticales, como en zonas alejadas de la línea de costa, (sobre rocas y barcos, hundidos formando parte del infralitoral inferior). En este último caso las colonias están constituidas por parches aislados. En el caso de las paredes verticales del infralitoral superior, en el litoral de Cádiz nunca se ha observado formando cinturones continuos como se han descrito para los casos de la costa de Granada y Almería. Se distribuye exclusivamente por el Mediterráneo suroccidental. En el litoral gaditano de distribuye a lo largo de la costa comprendida entre la Bahía de Algeciras y la capital gaditana siendo éste su limite occidental en Europa. Las mejores poblaciones se ha observado en el área del Estrecho de Gibraltar. Es una especie muy sensible a la alteración de su hábitat y sus poblaciones han ido disminuyendo en las últimas décadas debido a varios factores, entre ellos la construcción masiva de obras litorales, el buceo intensivo en determinadas zonas y la contaminación de las aguas superficiales.