Bote de luces
Los representantes legales de los cuatro pesqueros de la flota de Barbate que fueron denunciados por la Gendarmería Marroquí por sobrepasar los límites del caladero alauita estuvieron ayer en Tánger para pagar una sanción de 1000 euros cada barco, según informó uno de los patrones de los barcos sancionados. Asimismo, señaló que las alegaciones de los cuatro barcos españoles sobre su posición «ya las tenían porque se las habían mandado a través de la embajada». Además, manifestó que «se ha pagado esto porque para sentarse en la reunión de mañana (por hoy)tenía que estar este tema zanjado». Los cuatro pesqueros fueron sancionados por haberse introducido en la banda de dos millas que está vetada a los barcos españoles, lo cual hicieron, según las alegaciones, debido a las condiciones climatológicas. Esta sanción hizo que la flota pesquera barbateña se volviera del caladero marroquí en señal de protesta. Un hecho que al consejero de Agricultura y Pesca, Isaías Pérez Saldaña no le pareció bien, al igual que los cuatro barcos se fueran de las aguas marroquíes sin recoger el acta de infracción. Una vez abonada la sanción los cuatro pesqueros podrán volver al caladero marroquí para faenar, aunque, según señaló el patrón de uno de los barcos sancionados, «eso será si nos es rentable, dependiendo de la reunión de mañana con el tema de las luces». Tras el acuerdo alcanzado entre la Unión Europea y Marruecos , la pesca al cerco, dedicada a la captura del boquerón, la sardina y otros pelágicos, puede realizarse en la parte Atlántica de Marruecos , desde cabo Espartel hasta el paralelo de Kenitra. Así, en el tramo que transcurre entre cabo Espartel y Assilah los barcos pueden utilizar lámpara para pescar durante la noche, hasta una potencia máxima de 15.000 watios, según acordó la Comisión Mixta reunida en Rabat el pasado 8 de marzo.