Libro Verde sobre la futura política marítima de la UE
La Comisión Europea (CE) lanzó su Libro Verde sobre la futura política marítima de la UE en junio de 2006. El objetivo es promover un enfoque coherente y coordinado de todas las políticas que inciden en las actividades marítimas, al objeto de maximizar los efectos sinérgicos entre ellas y optimizar el desarrollo económico continuado en el sector marítimo de una forma medioambiental y socialmente sostenible. Las consultas sobre el Libro Verde concluirán el 30 de junio. El próximo mes de octubre la Comisión tiene la intención de presentar un conjunto de medidas sobre política marítima basado en los resultados de la consulta.
Las regiones marítimas producen más del 40% del Producto Interior Bruto (PIB) de la Unión Europea. Consciente de la importancia económica, pero también cultural e histórica que el mar ha desempeñado en el continente, y de la necesidad de dar un nuevo enfoque a la gestión de la interacción con los océanos, la Comisión Europea (CE) ha elaborado el 'Libro Verde hacia una futura política marítima de la Unión: perspectiva europea de los océanos y los mares', que se encuentra actualmente al final de la fase de debate. Con el libro somete sus propuestas para una gestión integrada de las políticas marítimas como un todo en el que convergen diferentes puntos de vista como son el económico, el social, el medioambiental y el patrimonial. No en vano Europa es la primera potencia marítima del mundo. Enfoque global En el documento, se hace hincapié en los posibles beneficios de un enfoque global para el desarrollo y la planificación de políticas y la toma de decisiones en cuestiones marítimas, para potenciar al máximo las sinergias y evitar conflictos entre los usuarios. De esta forma se fomentaría el crecimiento y el empleo en el sector garantizando que el medio ambiente marino esté protegido en beneficio de todos. No hay que olvidar que el 40% de los europeos viven cerca de la costa. El Libro Verde pone de relieve que «si queremos seguir disfrutando de los beneficios que aportan los mares y los océanos es imprescindible vivir y actuar con un profundo respecto hacia ellos», y más en una época en la que los recursos marinos sufren fuertes presiones y se ven amenazados por una creciente explotación. Los principios que subyacen en el trabajo se encuentran en gran medida en los objetivos estratégicos que la Comisión Europea marcaba para la etapa 2005 - 2009. Allí se destaca «la exigencia específica para instaurar una política marítima global destinada al desarrollo de una economía marítima próspera de forma ecológicamente sostenible. Dicha política debería apoyarse en la excelencia de la investigación científica marina, la tecnología y la innovación». Para llevar a la práctica esta visión es necesario basarla en dos pilares. Por una parte, «debe anclarse en la Estrategia de Lisboa, estimulando la creación de nuevos y mejores puestos de trabajo en la Unión» y por la otra, estima que «se debe mantener y mejorar el estado del recurso en el que se centran todas las actividades marítimas: el propio océano». Para ello la Comisión Europea estima necesario aplicar una gestión basada en los ecosistemas y apoyada en conocimientos científicos. Si bien son esenciales estos dos pilares para un nuevo enfoque de la política marítima de la UE, para llevarla a la práctica deben de tenerse muy en cuenta dos características del medio ambiente marítimo como son: la naturaleza global de los océanos y la multiplicidad de interesados en ella. Las distintas cuestiones que plantea a la multiplicidad de estamentos interesados, se recogen en varios grandes bloques temáticos como son: el mantenimiento del liderato europeo en el desarrollo marítimo sostenible; la mejora de la calidad de vida en las regiones costeras; los instrumentos para la gestión de nuestra interacción con los océanos; la gobernabilidad marítima; o la recuperación del Patrimonio Europeo.