Morón en la ESPO
La Unión Eropea anunció ayer que rechaza la creación de una normativa portuaria comunitaria, por lo que se atendrá a la elaboración de una comunicación que incluya recomendaciones a los puertos de Europa, según afirmó el comisario de Transportes de la UE, Jacques Barrot.
En rueda de prensa, Barrot expuso las principales conclusiones de la asamblea anual de la Organización de Puertos Marítimos Europeos (ESPO) y destacó que la UE no creará una nueva directiva comunitaria que regule a los enclaves portuarios de Europa.
Barrot estuvo acompañado por el presidente de la ESPO, Giuliano Gallanti, el presidente de Puertos del Estado, Mariano Navas, y el presidente de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA), Manuel Morón.
Indicó que tras el fracaso de las dos anteriores normativas que trataron de regular este sector, en esta ocasión, y tras escuchar las demandas de los puertos europeos, ha optado por la elaboración de una comunicación, que se presentará en octubre, y que incluirá una serie de recomendaciones que no son de obligado cumplimiento.
Explicó que los principales aspectos que se han tratado en esta asamblea anual han estado relacionados con la competencia entre los puertos europeos que, matizó, debe ser más equitativa y las ayudas de los estados. Asimismo, indicó que esta comunicación incluirá la necesidad de simplificar las reglas medioambientales a la hora de invertir en algún enclave portuario y la potenciación de redes de información marítimas basadas en la transmisión de datos por vía electrónica.
Otros puntos que se incluirán en este documento versarán sobre la idoneidad de simplificar los trámites aduaneros y administrativos entre los puertos europeos, mucho más complicados, dijo Barrot, que en transporte terrestre.
Respecto a la concentración excesiva de puertos en el continente europeo, argumentó que es pertinente implicar a la UE para evitar este fenómeno y añadió que es necesario unir cada puerto a su zona de interacción.
El comisario europeo de Transportes también incidió sobre la competencia con tres países extracomunitarios, como ha trasladado el presidente de la APBA estos días a la asamblea, quien destacó ayer la necesidad de buscar una competencia leal con países en los que las políticas fiscales, laborales y medioambientales son diferentes.
Barrot destacó que ha escuchado muchas voces en estas jornadas que hablaban de la competencia con terceros países y dijo que sería necesario hacer un inventario de los problemas a los que se enfrentarán los puertos europeos en un contexto no comunitario y adoptar un programa asistencial para los mismos.
Estiba
Cada país o cada empresa que considere que se incumple la normativa europea de libre acceso al trabajo en relación a la estiba podrá reclamar. Jacques Barrot, explicó ayer que, aunque pueda llegarse a esta situación, la institución comunitaria no regulará al colectivo de los estibadores de cada uno de los puertos europeos.
El presidente de la Organización de Puertos Marítimos Europeos, Giuliano Gallanti, avanzó que si se incumple el tratado que regula esta actividad, en concreto, el Tratado de Roma, los puertos podrían ser objetos de sanciones. Al igual que el comisario de Transportes, rechazó que sea la UE la que legisle a este colectivo e imponga nuevas normas. Por último, indicó que no se puede elaborar una normativa que legisle a todos los puertos comunitarios, puesto que se rigen por modelos muy dispares. «Por ejemplo en el Reino Unido los puertos son privados y en España públicos».
Por otra parte, el presidente de la ESPO afirmó, sobre el coste de las tarifas en los puertos europeos, que se debe marcar una transparencia y que también exista una correspondencia clara y visible entre los costes y los beneficios de los operadores. «Los puertos deben ser más transparentes con sus usuarios, para que de este modo los clientes sepan exactamente qué pagan, cuánto y para qué», apostilló.
El comisario de Transportes de la UE manifestó que se están llevando a cabo esfuerzos adicionales para reglamentar las tarifas en todos los puertos comunitarios. Por último, Barrot ofreció a los presentes una visión de lo que representan los puertos del viejo continente en el contexto de una economía cada vez más globalizada y el relevante papel que éstos juegan en los sistemas de sus países. Apostó, por ello, por ofrecer una imagen nueva de los puertos que se lograría desarrollando determinadas actividades como pueden ser jornadas de puertas abiertas para que las poblaciones de las ciudades que los acogen conozcan sus instalaciones.