Grande Navi Veloci
La naviera italiana Grande Navi Veloci del Grupo Grimaldi reactivará la línea de ferry Génova-Barcelona-Tánger a partir del próximo 15 de septiembre con una periodicidad semanal, tras llegar a un acuerdo con el gobierno de Marruecos para llegar al puerto norteafricano. Según ha explicado el consejero delegado de la compañía italiana, Silvano Cassano, Grande Navi Veloci transportó con esta línea un total de 110.000 pasajeros durante 2006 y este año espera incrementar la cifra en un 20%. Esta misma línea, que permitirá viajar de Barcelona a Tánger en 22 horas, ya había funcionado durante el pasado año, aunque, por problemas burocráticos con el reino alauí, los barcos terminaban su recorrido en Algeciras y los pasajeros eran reubicados en los ferrys de la compañía marroquí Imtc para cruzar el estrecho de Gibraltar. Respecto a sus planes de desarrollo, Cassano ha expresado su voluntad de hacer del Puerto de Barcelona un 'hub' (centro distribuidor de rutas) mediterráneo aunque para ello ha asegurado que requiere de "un incremento del espacio portuario" en la capital catalana que ha cuantificado en unos 50.000 metros cuadrados más. La naviera italiana tiene en la actualidad espacio para dos embarcaciones en el puerto barcelonés pero su voluntad es ampliar el servicio a nuevas líneas, entre las que ha destacado una futura conexión de Barcelona con el puerto de Livorno (Italia). En este sentido, Cassano ha explicado que si las instalaciones del Puerto de Barcelona no permiten esta expansión, Tarragona y Valencia pueden ser alternativas válidas para la empresa. El consejero delegado de Grande Navi Veloci también se ha referido a la importancia de la intermodalidad en los transportes y a la necesidad de que una línea ferroviaria conecte directamente con los puertos, ya que la compañía italiana tiene una parte muy importante de negocio en la logística y el transporte de mercancías. En su paso por Barcelona, Silvano Cassano ha presentado el barco Coraggio, que a partir de la próxima semana se une a la línea Barcelona-Génova que tiene la compañía transalpina. Se trata de una nave construida este año, de doscientos metros de eslora, con capacidad para transportar a quinientos pasajeros y más de 3.000 metros lineales de mercancías y que ya ha realizado trayectos para Grande Navi Veloci uniendo Italia con Túnez.